Aparcar en la zona SER de Madrid, más caro para los coches más contaminantes

pago parquimetros madridDesde este 1 de junio de 2017 han entrado en vigor las nuevas tarifas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de Madrid. Los nuevos precios contemplan una subida del 25% para los vehículos más contaminantes: los diésel matriculados antes de 2005 y los de gasolina previos al año 2000, es decir, aquellos sin etiqueta ambiental, según la clasificación establecida por la DGT

Esta medida afecta, según el Ayuntamiento de Madrid, al 28% del parque de vehículos de la capital

Entre otras novedades, se reduce las tarifas para los coches menos contaminantes, es decir, para aquellos con la categoría ECO —híbridos y propulsados por gas natural o licuado— que se beneficiarán de una bonificación del 50% cuando antes era del 20%.

Los vehículos de la categoría C —gasolina matriculados a partir de 2006 y diésel a partir de 2014— seguirán pagando un 10% menos y los de la categoría B —gasolina matriculados a partir de enero del 2000 y de diésel a partir de enero de 2006— continuarán sin tener recargo o descuento. Los coches cero emisiones (100% eléctricos) aparcarán gratis en toda la zona SER.


Baja la estancia mínima de 20 a 5 minutos


Otra nueva medida es la reducción del tiempo mínimo de estancia en la zona SER, que pasa de 20 minutos a cinco.  Para los usuarios esto supondrá cierto ahorro. Si antes por el mínimo de 20 minutos se pagaba 0,25 euros en la zona azul y el doble en la verde, a partir de este jueves por los cinco mintutos se pagará 0,05 euros y 0,15 respectivamente.

Esta decisión pretende reducir la doble fila y también aumentar la recaudación, ya que al ocuparse menos tiempo las plazas pordrán ser más los que aparquen en esas zonas.

El objetivo del Consistorio madrileño era subir todas las tarifas, sobre todo, la de los coches más contaminantes, que pagarían un 50% más. Una medida que afectaba a más del 90% del parque móvil de Madrid. Sin embargo, varias enmiendas presentadas por la oposición frenaron esta decisión.

Y es que, el Ayuntamiento de la capital está decidido a acabar con la contaminación, reduciendo el tráfico rodado en la ciudad. Así, el Plan de Calidad del Aire, que incluía una treintena de medidas a implantar en los próximos cinco años, contempla entre otras medidas la prohibición de aparcar en la zona SER—interior de la M-30— a los vehículos sin distintivo ambiental desde 2020 y la limitación de su uso en 2025 en todo el término municipal.