¿Qué conviene revisar antes de los viajes por Navidad?

que revisar del coche para los viajes por NavidadA punto de disfrutar de las fiestas por Navidad, cientos de miles de españoles saldrán a la carretera para celebrar estos días en compañía de sus seres queridos. De hecho, la DGT prevé que entre este 22 de diciembre y el 7 de enero se producirán en nuestras carreteras más de 17 millones de desplazamientos. ¿Vas a viajar estos días con tu coche? ¿Está bien preparado?

Desde tus Talleres de Confianza te recordamos que siempre que salgamos de viaje, es muy importante que comprobemos en qué estado se encuentra nuestro coche, especialmente si no lo movemos con asiduidad, ya que posibles defectos que estén ocultos no habrán ‘dado la cara’ si el coche ha estado sin ser utilizado.

Asimismo, si el coche se encuentra estacionado en la calle, las bajas temperaturas de las últimas semanas pueden haber afectado a alguno de sus elementos, algo que podrá estropear nuestro viaje si acaban derivando en una avería.

Por todo ello, tal y como recomienda la DGT, es importante que efectuemos, con suficiente antelación, una revisión completa de nuestro vehículo, con el objetivo de evitar contratiempos indeseables y más en estas fechas.

¿Qué debes revisar?

A pesar de las buenas condiciones meteorológicas que estamos disfrutando estos días, las bajas temperaturas del invierno, la lluvia, el hielo o la nieve, pueden hacer acto de presencia a lo largo de estos días durante nuestros desplazamientos.

Por ello, conveniente recordar algunos aspectos importantes de mantenimiento del vehículo a tener en cuenta como la batería, los neumáticos, los niveles de aceite o refrigerante, los frenos o las luces.

En este sentido, la batería es uno de los elementos del coche que más sufre en invierno y se debe comprobar que esté en perfecto estado y tenga los bornes limpios. Si tienes dudas sobre su estado, acude a un taller donde te dirán en un momento si conviene reemplazarla o no. Por si acaso, es aconsejable llevar pinzas o un cargador, especialmente en viajes largos.

Por otra parte, los neumáticos siempre serán una prioridad a la hora de revisar nuestro coche. Y es que, como elemento que mantiene al vehículo sobre la calzada, de su buen estado dependerá, en gran medida, nuestra seguridad en carretera.

Así, debemos comprobar que circulamos con unos neumáticos con una profundidad del dibujo por encima del límite legal de 1,6 mm (lo recomendable es con un mínimo de 3 mm), y el inflado recomendado por el fabricante. Además, si vamos a circular por carreteras con posibilidad de encontrarnos nieve o con temperaturas bajas, conviene sopesar la posibilidad de montar neumáticos de invierno o, al menos, ‘todo tiempo’ o ‘all season’. Si no, al menos, no olvides guardar las cadenas en el maletero.

El alumbrado, muy importante

También, es importante revisar el estado de las luces, tanto las de posición, como las de cruce, largo alcance, antiniebla, de freno o intermitentes. Además, si nuestro vehículo no cuenta con la luz diurna, recuerda que la DGT recomienda el uso de las luces de cruce durante todo el día.

Del mismo modo, y para asegurar una visibilidad óptima en estos días más cortos del año, es importante que las escobillas estén en buen estado y que retiren el agua correctamente para garantizar la visibilidad en caso de lluvia y más de noche. De igual forma, compruebe el nivel del líquido limpiaparabrisas.

El resto de líquidos del vehículo también se deben revisar periódicamente, independientemente de la estación del año, ya que de ellos depende que el motor funcione correctamente y que el coche no sufra averías. Tanto el del aceite, el refrigerante o anticongelante, o el de frenos, hay que comprobar su nivel antes de viajar, siempre con el vehículo en llano y con el motor parado, rellenando en caso de que fuese necesario y cumpliendo siempre las especificaciones del fabricante.

Por otra parte, conviene comprobar el estado de los frenos. Recuerda que es importante revisar cada 20.000 kilómetros el estado del sistema, ya que, si no está en perfectas condiciones, su funcionamiento no será el deseado en situaciones de emergencia. De este modo, pastillas y discos de freno, así como los amortiguadores, deben ser comprobados por un profesional para asegurar su buen estado.

No olvides nada...

Por último, además de cadenas y cables de arranque, no olvides llevar en el coche la documentación (tarjeta de la ITV en regla, permiso de circulación, seguro en vigor…), triángulos de emergencia, chalecos reflectantes, rueda de repuesto en buenas condiciones (con las herramientas básicas para poder sustituirla) o kit antipinchazos, incluso un extintor y botiquín de primeros auxilios.

Desde tus Talleres de Confianza te recordamos que la mayor garantía de tu seguridad en carretera, es que tu coche cumpla los plazos que marcan los planes de mantenimiento del fabricante, ya que en los servicios de mantenimiento se comprueban todos los sistemas sometidos a desgaste.

Confía en los mecánicos de los talleres de Asetra. Trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas. Pon sólo en manos de profesionales la reparación y mantenimiento de tu coche.