¿Qué ventajas tienen los neumáticos 'all season' o 'todo tiempo'?

neumaticos all seasonsLa importante nevada caída en el fin de semana de Reyes de este año y sus consecuencias, con el colapso en varias autopistas como la AP-6 o la AP-68 en las que miles de conductores quedaron atrapados, ha originado un importante debate. Además de ponerse en duda si concesionarias y autoridades estuvieron a la altura de las circunstancias, también se ha puesto de manifiesto que ni conductores ni vehículos, por regla general, están preparados para las condiciones adversas que conlleva el invierno.

En este sentido, desde varios organismos y entidades, por ejemplo, se ha recomendado el uso de los neumáticos de invierno durante los meses de más frío, especialmente si circulamos habitualmente por zonas en las que la temperatura media es igual o inferior a 7ºC, cuando estos neumáticos ofrecen unas prestaciones muy superiores a los convencionales o de verano.

Además de permitir la circulación cuando son necesarias las cadenas, con lo que nos evitamos el 'engorroso' trance de tener que ponerlas (algo que muchos conductores no han hecho nunca) en condiciones meterológicas poco o nada propicias, los neumáticos de invierno tienen un mejor comportamiento cuando el asfalto se encuentra mojado o con hielo. 

Sin embargo, uno de sus principales inconvenientes está en que obliga al conductor a efectuar el cambio de los cuatro neumáticos por unos de verano cuando llegan los meses de más calor. Asimismo, esto conlleva tener un lugar para almacenar los de invierno hasta la siguiente temporada de frío, si bien hoy en día muchos talleres ofrecen entre sus servicios la posibilidad de encargarse de dicho almacenaje.

No obstante, en los últimos años se ha producido un importante avance por parte de los fabricantes de neumáticos en el desarrollo de neumáticos 'all season' (también conocidos como 'todo tiempo' o 'todas las estaciones'), que permiten disfrutar durante todo el año de las más altas prestaciones tanto cuando las temperaturas son altas como cuando caen por debajo de esos 7ºC, que es cuando el caucho de las cubiertas de verano comienza a perder parte de sus propiedades en cuanto a agarre.

Ventajas de los neumáticos 'all season'

Los neumáticos 'todo tiempo' se diferencian de los de verano por la inscripción 'M+S' —que también llevan los de invierno—. Ésta hace referencia al término inglés 'Mud and Snow', que se traduce en español como 'Barro y Nieve'. Sin embargo, ya son muchos los fabricantes que han conseguido llevar a estos neumáticos los compuestos que permiten también el marcaje de un copo de nieve en una montaña de tres picos en su flanco, característico de los de invierno.

¿Qué significa esta inscripción? El marcaje '3PMSF' (por las siglas en inglés de '3 Peaks Mountain Snow Flake') grabado en el neumático indica que éste cumple con el criterio requerido de rendimiento manifestado en una prueba sobre nieve severa.

De este modo, los neumáticos 'all season' con estas inscripciones, por un lado, evitan tener que utilizar las cadenas del mismo modo que los de invierno. Asimismo, son más eficaces en hielo y agua que los de verano, pues sus gomas están diseñadas para que cuando bajen las temperaturas no se endurezcan y tengan un mayor agarre al asfalto.

Por otra parte, no hace necesario el tener dos juegos de cuatro ruedas para verano y otro para invierno. Así, si adquirimos este tipo de neumáticos nos ahorraremos tener que almacenar cuatro neumáticos cuando montemos los adecuados a cada época del año (invierno o verano).

Además, y gracias al tipo de goma con el que está fabricados, permiten una mayor duración que los de invierno al tener un desgaste muy inferior al que tienen éstos si circulamos con ellos en los meses de más calor. Así, muchos fabricantes prometen una vida útil de este tipo de cubiertas de hasta 40.000 kilómetros, muy similar a la de unos convencionales o de verano.

¿Y qué tienen en contra? Su precio. Dependiendo de la medida, la marca y modelo, el precio puede tener un coste medio de hasta 15-20 euros por neumático, por lo que su elección debe estar condicionada a si realmente merece la pena pagar ese dinero de más para asegurar nuestra movilidad, independientemente de las condiciones meteorológicas.

Desde tus Talleres de Confianza recomendamos el uso de neumáticos de invierno en los meses de más frío, así como los de verano cuando llega el calor, pues ello redunda en tu seguridad. Sin embargo, los neumáticos 'all season' o 'todo tiempo' suponen una opción más que razonable si tenemos problemas de almacenamiento o, simplemente, queremos evitar tener que estar pendientes de cambiar las cubiertas en función de la época del año.

Confía en los talleres de Asetra. Nuestros profesionales podrán recomendarte el tipo de neumático más adecuado para tu coche en función de tus necesidades: trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.