Adivina qué elemento del coche está 4 veces más sucio que un baño público

germenes coche OK TCTodos los días tocamos superficies sucias. Desde la pantalla del móvil hasta los botones del ascensor, pasando por las barras de los autobuses o del metro, el teclado o el ratón del ordenador, el mando a distancia de la tele... Por eso, es recomendable lavarse las manos con frecuencia.

Según una encuesta de la AAA Foundation for Traffic Safety, los norteamericanos pasan de media unos 17.600 minutos al volante cada año. Esto equivale a siete semanas de 40 horas de trabajo. En España, los datos son más modestos, pero igual de reveladores. Según el estudio 'Nuestras vidas en coche' de Citroën, los españoles pasamos unas 24.720 horas conduciendo a lo largo de nuestra vida, aunque con matices: si uno tiene un coche propio esta cifra sube a 26.781 horas (más de tres años); y si conducimos a diario para ir y volver al trabajo pasamos un total de 32.573 horas al volante (unos tres años y nueve meses).

Todo ello, repercute directamente en la higiene del coche, ya que el habitáculo se llena de objetos, comida y otros elementos llenos de bacterias.

Además, tocamos con las manos el volante, los cinturones, el pomo del cambio de marchas, controles… Sin embargo, la mayoría de los conductores no son conscientes de los peligros que entraña un coche sucio, tanto en su interior como exterior, ya que tanto las bacterias como los hongos pueden estar presentes en áreas ocultas, o no tanto.

Y es que, según un estudio del portal norteamericano CarRentals.com, un sorprendente 32% de los conductores rara vez limpia el interior de su vehículo, y lo hace solo una vez al año. Pero, es más. Otro 12% reconoce que nunca limpia el interior de su automóvil.

Según el informe, cualquier coche puede albergar en su interior una media de 700 cepas diferentes de bacterias, exponiendo a sus pasajeros y a los alimentos que con frecuencia se consumen durante un viaje, a peligros que pueden llegar a ser graves. En este sentido, la comida es un ‘catalizador’ para un vehículo lleno de gérmenes, sobre todo, teniendo en cuenta que estos pueden estar más accesibles de lo que pensamos y teniendo en cuenta que un 20% de los conductores come en sus coches durante la semana.

¡Cuidado con el volante de tu coche!

Este estudio sobre gérmenes y su impacto en los automóviles juntó alrededor de 1.000 conductores para ver cuáles eran sus hábitos de limpieza con su coche, específicamente de sus interiores. Y sus conclusiones no pueden ser más sorprendentes y reveladoras: el lugar más sucio del interior de un vehículo es… el volante, que, por regla general, está hasta cuatro veces más sucio que la tapa de un inodoro público.

Si se hace una media de la cantidad de bacterias presentes por centímetro cuadrado, o unidades formadoras de colonias (CFU), y se comparan con las superficies que muchos de nosotros tocamos en un día, el volante puede llegar a tener 629 CFU por centímetro cuadrado, es decir, está seis veces más sucio que una pantalla de teléfono móvil (media de 100 CFU), cuatro veces más sucio que el asiento de un inodoro público (172 CFU) y dos veces más sucios que los botones de un ascensor público (313 CFU).

Además del volante, otras zonas a las que hay que prestar especial atención y limpiar cuidadosamente de forma periódica en nuestro coche son las manillas de las puertas, la palanca del cambio de marchas, y los huecos o soportes para las bebidas. Para comparar, los portavasos tienen un promedio de 506 CFU, los cinturones de seguridad tienen 403 CFU y las manillas interiores de las puertas, 256 CFU.

También las estaciones de servicio pueden ser un foco de infecciones, por lo que es más que recomendable utilizar los guantes de plástico que están normalmente disponibles en los surtidores cuando vayamos a repostar. El mismo estudio recoge que la manguera de un surtidor (2.000 CFU) puede estar 6,4 veces más contaminada de gérmenes y bacterias que los botones de un ascensor, y 11,8 veces más que un váter público. Peor aún en el caso de los botones de los surtidores que pueden contener hasta 2.600 CFU.

Consejos para una correcta limpieza

El estudio se ha realizado en Estados Unidos pero los datos pueden extrapolarse a nuestro país, porque todo lo que tocamos con las manos alberga gérmenes y bacterias en mayor o menor medida. Ante esta realidad, es conveniente limpiar y desinfectar el habitáculo del coche a menudo y no dejar de lavarse las manos varias veces al día. En cuanto al coche, el estudio culmina con algunas recomendaciones para minimizar las bacterias en estos espacios.

Así, limpia las superficies principales (volante, pomo de la palanca de cambios, manillas de las puertas) con un limpiador desinfectante, cambia el filtro de habitáculo de forma periódica, limpia también las llaves y mandos periódicamente con un desinfectante, aspira la tapicería y límpiala con un champú específico (deja que se seque con las ventanillas bajadas, mejor en una zona cálida), quita y limpia las alfombrillas y, ocasionalmente, remplázalas por unas nuevas.

Con estos consejos mantendrás tu coche limpio por dentro. Y, por fuera, recuerda que conviene limpiarlo con agua y jabón, preferiblemente, una vez a la semana para que la carrocería se mantenga por más tiempo como el primer día. Y del mismo modo, cuida el mantenimiento de tu coche. Desde tus Talleres de Confianza no dejamos de insistir en efectúes un buen mantenimiento de tu coche, especialmente de los elementos en influyen en tu seguridad. Asimismo, practica una conducción prudente, responsable y respetuosa con las normas y con el resto de usuarios de la vía.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación, también de chapa y pintura, que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.