¿Apuestas por tu seguridad en carretera o circulas sin cinturón?

seguridad vial cinturón coche TCEl cinturón de seguridad es un elemento vital del vehículo, no solo hay que usarlo, sino que hay que saber hacerlo. Los conductores y ocupantes de los vehículos, por lo general, no sabemos colocarnos bien el cinturón de seguridad, lo llevamos mal puesto y ante un accidente de tráfico podríamos sufrir lesiones graves.

Además de esto ¿lo estamos utilizando? Una campaña realizada recientemente por la Dirección General de Tráfico entre el 11 y el 17 de marzo deja un dato alarmante: de entre los 377.602 vehículos controlados, 4.446 personas —más de 3.500 circulaban en turismos— han sido detectadas por los agentes de la Agrupación de tráfico de la Guardia Civil desplazándose sin hacer uso del cinturón de seguridad o del sistema de retención infantil en el caso de los menores.

Llevar puesto el cinturón de seguridad cada vez que uno se desplaza en un vehículo es optar por la vida. Sin embargo, este dato viene a confirmar que aún hay muchos ocupantes de vehículos que no hacen uso de él. 

En este sentido, la Fundación CEA ha realizado un Estudio sobre el "Uso y Conocimiento del Cinturón de Seguridad en los Conductores", para conocer la usabilidad y conocimiento que los conductores españoles tienen sobre el cinturón de seguridad. En la última década se ha experimentado un aumento del uso del cinturón de seguridad por parte de todos los ocupantes de un vehículo, en especial por parte de los conductores.

Sentirse más seguros

El motivo por el que los conductores españoles, en su mayoría, hacen uso del cinturón de seguridad está relacionado con la necesidad de sentirse seguros ante un posible accidente o incidente. De hecho, el estudio desvela que el 80% de los conductores usan el cinturón de seguridad por este motivo y solo el 2% lo hace para evitar las multas.

Las mujeres perciben más el riesgo de sufrir un accidente que los hombres, por este motivo el uso del cinturón de seguridad es mayor en las mujeres que en los hombres. En general, los conductores que más usan el cinturón de seguridad, en contra de lo que se piensa, son los jóvenes cuya edad se comprende entre los 18 y los 24 años.

Por otra parte, entre el 4% y el 6% de las mujeres embarazadas sufren accidentes de tráfico, el uso de un buen sistema de sujeción es fundamental para evitar consecuencias indeseables, para ello existe, entre otros, el chaleco cinturón para embarazadas.

Los menores, responsabilidad del adulto

Respecto a los menores, durante la campaña de control, los agentes detectaron a 262 menores de edad y de estatura igual o menor de 135 cm, viajando sin ningún tipo de dispositivo de seguridad. Concretamente, 62 de ellos iban en el asiento delantero y otros 200 en los asientos traseros.

Cabe recordar que la legislación española obliga a que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deben ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos,

A esta regla la norma establece tres excepciones: cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características, o cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil. Solamente en estos casos, los menores pueden ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso. 

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

Así debes ponerte el cinturón de seguridad

Tal y como recuerda el Race, la primera norma es ponerse el cinturón de seguridad bien ceñido al cuerpo. Nada de utilizar pinzas para que no nos apriete, de vestir abrigos o prendas demasiado voluminosas o de poner nada debajo del cinturón. Si lo haces, no sujetará bien tu cuerpo en caso de impacto.

A la hora de ponértelo comprueba que la parte superior de la cinta se sitúa entre el cuello y el hombro –nunca en el cuello-. La banda debe situarse en el centro del pecho y la parte inferior de la cinta debe apoyar sobre las caderas –por debajo del abdomen, nunca sobre él-. Tampoco utilices toallas o cojines, aislantes de bolas… sobre la banqueta del asiento. La capacidad de retención se verá alterada y aumentará el riesgo de sufrir el efecto submarino, es decir, el cuerpo se podrá deslizar por debajo de la banda abdominal del cinturón.

Para asegurarte que está correctamente colocado, una vez abrochado, comprueba que no está enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido. Lo más aconsejable para garantizar el buen funcionamiento del cinturón de seguridad es situar el asiento casi en ángulo recto, nunca demasiado inclinado: así se evita el efecto submarino> y que el cinturón produzca estrangulamiento en caso de accidente.

Un seguro de vida

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. Además, la utilización correcta del mismo es imprescindible para que cumpla el cometido para el que fue creado.

Desde tus Talleres de Confianza insistimos en la importancia que tiene para tu seguridad el uso del cinturón. De igual forma, practica una conducción responsable así como un mantenimiento adecuado de tu vehículo.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación, también de chapa y pintura, que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.