Consejos para conducir con lluvia

carretera aguaLlevamos prácticamente toda la semana con lluvia y, aunque hoy parece que el tiempo nos va a dar una pequeña tregua, las previsiones para el fin de semana son de más lluvia. Con estas condiciones meteorológicas propias del otoño es importante tener a punto el coche para poderlas hacer frente en buenas condiciones.

Y es que conducir sobre el asfalto mojado requiere una dosis extra de atención por parte del conductor ya que es más fácil perder el control del coche. Unos riesgos, que se pueden paliar tomando ciertas precauciones y teniendo el coche en buen estado de mantenimiento.

Neumáticos en buen estado

Lo primero que hay que hacer antes de salir es comprobar tanto la presión como el estado, dibujo y profundidad de los neumáticos. De este modo se conseguirá un agarre adecuado sobre la carretera mojada, una mayor eficacia en la frenada y un consumo de carburante óptimo.

Revisa el estado de las escobillas

Asegúrate también de que los limpiaparabrisas funcionan correctamente. Cuando llueve, es fundamental mantener la visibilidad, por lo que los limpiaparabrisas son una pieza clave. Revisa el estado de las escobillas y si éstas están agrietadas, limpian a saltos o dejan zonas mojadas en el parabrisas, es mejor cambiarlas.

Enciende las luces

Cuando llueve o hay niebla, es tan importante ver como ser visto, por eso es fundamental que compruebes que todas las luces del coche funcionan adecuadamente. Y, aunque sea de día, si la lluvia es persistente conviene que enciendas las luces de corto alcance.

Mantener la distancia de seguridad

Con el asfalto mojado la distancia de frenado aumenta, por lo que necsitarás más espacio para frenar en caso de emergencia. 

Reduce la velocidad

Sobre todo con las primeras gotas ya convierten la carretera en una pista de patinaje, aumentando las probabilidades de derrapar en la primera curva. Cuando comienza a llover la calzada es más resbaladiza. El agua se mezcla con la grasa, el combustible y el aceite que derraman los vehículos y, por supuesto, la suciedad. 

Sigue la huella del de delante

Cuando el pavimento está mojado, es recomendable tratar de seguir la huella del coche que circula por delante ya que ese trazo estará más seco que el resto de la carretera.

Extremar las precauciones

Cualquier precaución es poco, sobre todo si las condiciones meteorológicas son adversas. Así que procura mantener el control del coche y conducir con precaución y sin distracciones.

Todos estos consejos te serán más fáciles de aplicar si además practicas un mantenimiento responsable de tu vehículo. Confía, para ello, en los talleres de confianza asociados a ASETRA. Tu seguridad es lo más importante.