Las consecuencias de circular con tu mascota suelta en el coche

sujección mascotas cochePara muchas personas, los perros forman parte de la familia. Pero mientras que la mayoría de los automovilistas no permitiría que sus hijos viajen sin los sistemas de retención adecuados para ellos, no pasa lo mismo con sus mascotas.

Una encuesta encargada por Ford revela que el 32% de los conductores que tienen perros admiten no haber protegido a sus mascotas en el coche. Hacerlo es un requisito legal en muchos países, y se reconoce que no sólo es más seguro para los animales, sino también para los conductores, pasajeros y otros usuarios de la carretera.

En España, según el Reglamento General de Circulación, el conductor del vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción. Además de que deberá cuidar especialmente de mantener la adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

Además, la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a Motor y Seguridad Vial asegura que en el caso de llevar mascotas en el coche (son un pasajero más), los agentes de tráficos pueden inmovilizar todo aquel vehículo en el que se puede detectar posibilidades de movimiento y campo de visión; así como posición de los pasajeros o por la colocación de la carga (objetivos, animales...).

Sanción económica y retirada de puntos

Por lo tanto, esta y muchas acciones implican incumplir las normas y conlleva un castigo. En el caso del transporte de animales en un vehículo equivale a una multa de 80 euros —sin retirada de puntos— cuando viajan sin la adecuada sujeción para evitar que interfieran en la conducción. Esta situación hace referencia al artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación y se considera una infracción leve.

Y esta misma normativa, en el artículo 3, considera infracción muy grave conducir de forma manifiestamente temeraria, y grave hacerlo de forma negligente creando una situación de riesgo, algo que un agente de tráfico de la Guardia Civil puede considerar si el animal viaja en el regazo del conductor o totalmente suelto en el habitáculo. Estos casos conllevan multas de 500 euros y seis puntos en el carné de conducir, o 200 euros, respectivamente.

Por ese motivo lo más recomendable es que nuestra mascota no vaya suelta por el vehículo. Según la DGT cuando viajamos con perros en el interior de un vehículo, se colocará un separador que impidan que ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones.

Excusas de todo tipo 

Siguiendo con la encuesta, de los propietarios de perros que manifestaron que no siempre protegían a sus mascotas, el 32% aseguró que era porque a los animales no les gustaba, el 31% afirmó que no era necesario para realizar viajes cortos, y el 14% dijo que no tenían espacio para una jaula para perros. Más de 1 de cada 4 (el 26%) de los encuestados que llevaban a su perro sin protección admitió que su mascota había asomado la cabeza por la ventana .

Algunos contaron que sus mascotas habían saltado por la ventana, resultando, en ocasiones, en que murieran o resultaran heridas. Los dueños también admitieron haberse visto implicados en accidentes después de haber sido distraídos por sus mascotas, que los perros habían encendido indicadores, impedido la visión delantera o mordido a los ocupantes.

Las compañías aseguradoras pueden inhibirse si las mascotas van sueltas en el vehículo, y se calcula que, si un coche choca a una velocidad de 40 km/h, un perro suelto en el habitáculo puede desarrollar fuerzas de proyección equivalentes a 40 veces su peso.

Viajes como viajes, hazlo siempre seguro. Respeta las normas y, si viajas con mascotas, que vayan seguras. Del mismo modo, desde tus Talleres de Confianza circula con tu coche en buenas condiciones, efectuando los mantenimientos necesarios de sus componentes, especialmente de los elementos en influyen en tu seguridad. 

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación, también de chapa y pintura, que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.