¿Por qué el GPS de tu coche podría fallar desde el 6 de abril?

navegador GPS actualizaciónLos navegadores GPS se enfrentan a una situación similar a la que afrontó el sector informático en el año 2000, cuando la transición de fecha al nuevo milenio en los dispositivos electrónicos, que codificaban el año solo con dos dígitos, desató el miedo al conocido como 'efecto 2000'.

Al igual que sucedió entonces, los dispositivos de navegación GPS se enfrentarán el 6 de abril de 2019 a una actualización que, aunque debería ser rutinaria, conlleva ciertos riesgos, sobre todo para los aparatos más antiguos.

Así lo ha advertido el Observatorio Naval de Estados Unidos, país que inventó este sistema de localización en 1973, orientado inicialmente a uso militar. En la actualidad, el GPS es uno de los sistemas de geolocalización más extendidos en el mundo, empleado para regular el tráfico terrestre, aéreo y naval, y en las funciones de navegación de dispositivos como 'smartphones' o navegadores.

El organismo estadounidense considera que "corresponde a los receptores de los usuarios resolver la ambigüedad en el número de semanas". Aunque los dispositivos GPS recientes y actualizados no deberían verse afectados, "los receptores GPS antiguos pueden causar problemas", señalan.

¿Por qué pasa esto?

El denominado 'GPS Week Number Rollover (WNRO)' ocurre cada 19 años, y la próxima ocasión será, como decíamos, el 6 de abril de 2019. Al igual que los cuentakilómetros de los coches pasan de 99.999 o 999.999 km a 0, el GPS WNRO restablece el calendario del GPS a 0. Este reinicio provoca una mala comunicación entre los satélites GPS y los chips receptores GPS, y como resultado, algunos chips de los navegadores perderán la capacidad de procesar ciertas funciones.

El estándar temporal del GPS tiene un máximo de 1.024 semanas debido a su sistema de 10 bits establecido en su desarrollo, lo que se traduce en 19,7 años, tras lo que se produce un cambio de época. Esto se debió a las limitaciones de memoria y las necesidades de acortar al máximo la longitud de los mensajes de navegación.

La denominada 'primera época del GPS' comenzó el 6 de enero de 1980 y concluyó el 21 de agosto de 1999. Desde entonces, dio comienzo la 'segunda época' que, debido al mencionado límite de número de semanas, tendrá su fin este 6 de abril. De esta forma, a las 23:59 h del 6 de abril (hora GMT, con lo que en España el cambio ocurrirá a la 1:59 h del día 7), el sistema de información de la fecha y hora GPS dará la vuelta al contador.

En principio, no se verá afectada la capacidad de navegación, y únicamente funciones como la hora prevista de llegada a destino pueden mostrar valores erróneos, a pesar de que el tiempo de desplazamiento pueda ser correcto. Además, al estar integrado el tiempo GPS en muchos sistemas de gestión, es posible que surjan efectos colaterales.

¿Afecta a todos los receptores de GPS?

En el caso de los receptores modernos, que utilizan un sistema de semanas de 13 bits para las señales GPS que extiende el periodo hasta una nueva transición de época hasta el año 2137, no tendrán este problema.

Por otra parte, el sistema de posicionamiento GPS, procedente de Estados Unidos, cuenta también con alternativas desarrolladas en otras partes del mundo, como es el caso del sistema europeo Galileo, el sistema ruso GLONASS y la tecnología china BeiDou. Debido a su diseño distinto, que no utiliza los 10 bits para las semanas, estos estándares tampoco resultarán afectados por el cambio de era del 6 de abril.

Asimismo, en los móviles, al ser frecuentes las actualizaciones, es probable que ya se hayan instalado en caso de ser necesario. El resto de dispositivos, como pulseras de actividad, que no tienen función de navegación, es posible que no se vean afectados o que también hayan recibido su actualización, según señalan desde la Organización de Consumidores (OCU).

¿Y qué tengo que hacer?

Teniendo en cuenta que la situación es conocida de antemano, la OCU cree que los fabricantes deberían tener resuelta la situación para que esa ambigüedad en el calendario no suponga un problema para el usuario. Según esta organización, el fabricante debe haber realizado las simulaciones pertinentes y, en caso de prever fallos, poner a disposición de los usuarios las actualizaciones necesarias de software o firmware que eviten un mal funcionamiento de los equipos.

Para los equipos más antiguos (8 años o más) que no dispongan de actualización, OCU cree que los fabricantes deberían informar de este riesgo y facilitar una alternativa a sus clientes. La entidad recuerda, además, que las posibles actualizaciones deben encontrarse en la web del fabricante y recomienda a los usuarios de GPS que consulten la página de su marca o contacten con el servicio de atención al cliente para conocer el estado de su equipo.

En todo caso, recomienda a los usuarios prestar especial atención a los navegadores GPS, ya sean aparatos independientes o integrados en el salpicadero del coche, e informar a la marca de nuestro GPS ante cualquier fallo.

Utilices un GPS portátil o integrado en tu coche, desde tus Talleres de Confianza te recordamos que siempre lo utilices de forma responsable y no lo manipules mientras conduces: evita distracciones que pongan en riesgo tu seguridad. Del mismo modo, practica un buen estado de mantenimiento, cumpliendo con las revisiones periódicas previstas y efectuando las sustituciones de los elementos sometidos a desgaste cuando toque. 

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.