Uno de cada siete vehículos tiene al menos un amortiguador en mal estado

Uno de cada siete vehículos tiene al menos un amortiguador en mal estadoNeumáticos, amortiguadores y frenos forman el ‘Triángulo de Seguridad’ de los vehículos. En estos elementos está la diferencia entre frenar a tiempo y tomar bien una curva, por ejemplo, o no frenar y no tomarla, y tener un accidente. Sin embargo, a menudo a los amortiguadores no se les da la importancia que realmente tienen.

La principal función de los amortiguadores no es que vayamos más o menos cómodos en nuestro vehículo, o que notemos menos los baches e irregularidades de la calzada (que también). Su principal función es mantener pegado el neumático a la carretera en todo momento.

Unos amortiguadores defectuosos aumentan las distancias de frenado con el riesgo que eso conlleva ante una frenada de emergencia. Según la marca de amortiguadores Sachs, las campañas de inspección muestran que uno de cada siete vehículos probados presenta al menos un amortiguador defectuoso, lo que puede ocasionar graves consecuencias ¿Por qué? No sólo se reduce la fuerza de frenado debido a la insuficiencia de tracción, también la distancia de frenado aumenta en un 20% o alrededor de seis metros, según la velocidad, los sistemas del vehículo y la superficie de la carretera.

Asimismo, los sistemas avanzados de asistencia a la conducción, tales como el programa electrónico de estabilidad ESP, el ABS o el control de tracción, exigen un buen contacto de las ruedas con la carretera a fin de desarrollar todo su potencial. En este sentido, las piezas defectuosas hacen que sea más difícil controlar el vehículo al virar y que sea más propenso al "aquaplaning".

De igual forma, puede tener un impacto negativo en otros elementos como neumáticos y componentes del chasis, tales como los extremos de la barra de dirección o los dispositivos de la dirección que, a su vez, quedan expuestos a un mayor desgaste.

Cómo saber si están en mal estado

Hay algunos síntomas, ya muy patentes, cuando los amortiguadores están muy desgastados, que nos indican que los amortiguadores tienen que ser cambiados:

·Si al frenar fuerte notamos que el coche cabecea más de lo normal, es decir, que el morrro se inclina más hacia delante. De manera análoga al acelerar con decisión podemos notar que el morro se eleva.
·Si al pasar por un bache o resalto la carrocería rebota y oscila varias veces.
·Si al realizar giros o tomar una curva notamos que el coche se balancea más, y de manera más irregular, inestable e insegura. También se puede notar este balanceo cuando hay viento lateral fuerte.
·Si los neumáticos presentan un desgaste irregular de la banda de rodadura o si el cilindro del amortiguador presenta fugas de aceite.

Dada su vital importancia, te recomendamos cambiar los amortiguadores entre los 65.000 y 90.000 km —dependiendo del uso que se haya dado al vehículo—, así como revisarlos cada 20.000 km en tu taller de confianza. Además, recuerda que debes saber que los cambios de amortiguadores han de realizarse por completo o por ejes, de dos en dos y no por unidades sueltas, ya que así se aumenta si efectividad.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación, también de chapa y pintura, que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.