• 91 434 06 60

Noticias

¿Sabes qué es el ESP de tu coche y qué hace por tu seguridad en carretera?

El control electrónico de estabilidad, también conocido como ESP, es un sistema de seguridad activa que actúa cuando se alcanza un límite de adherencia crítico.

Afortunadamente, hoy en día todos los automóviles lo llevan de serie. Y aunque se pueda desconectar en algunos modelos, es el principal sistema de seguridad para evitar salidas de la carretera. Nos referimos al control electrónico de estabilidad, conocido como ESP (por las siglas del alemán 'Elektronisches Stabilitätsprogramm' o 'Programa Electrónico de Estabilidad').

Este sistema ayuda al conductor a controlar el vehículo frenando las ruedas de manera individual y ajustando la entrega de potencia del motor. De este modo, el sistema comprueba que el movimiento del volante se corresponde con la dirección real en la que se está moviendo el vehículo.

Otro ‘salvavidas’ para tu vehículo

El sistema fue desarrollado por Bosch y Mercedes-Benz y el primer modelo en llevarlo fue el Mercedes Clase S de 1995. No obstante, en la actualidad lo incorporan en sus modelos sin bien, no todas las marcas utilizan la misma denominación. Así, algunas lo llaman de forma distinta: VDC, VSC, ESC, DSC...

Sin embargo, todas estas siglas se refieren al mismo sistema. Un sistema de seguridad que es ya obligatorio en todos los coches comercializados en Europa. Y es que el 1 de noviembre de 2014 entró en vigor la normativa europea que establecía la obligación de que todos los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos (furgonetas) vendidos en la UE deben equipar de serie el control de estabilidad.

Según datos ofrecidos por la DGT, este dispositivo reduce el número de accidentes graves hasta en un 50% y evitan hasta el 80% de los accidentes por derrapaje. De hecho, desde su lanzamiento los investigadores de accidentes de la marca que lo desarrolló estiman que, solo en la UE, el sistema ha salvado unas 15.000 vidas, además de prevenir casi medio millón de accidentes con lesiones.

¿Qué hace funcionar al control de estabilidad?

Si en una curva, por el motivo que sea, el coche tiende a subvirar (es decir, a trazar un giro más abierto de lo que indicamos con el volante (como se suele decir, “se va de morro”), el ESP actuará para corregir esa tendencia y que el vehículo vaya hacia donde apuntamos con la dirección.

Y para ello utiliza diferentes sensores que miden distintas variables para corregir la trayectoria de nuestro automóvil. Éstos son:

⚙️ Sensor de ángulo de volante: tal vez sea el más importante, ya que, al carecer de ojos, la única forma que tiene el ESP de saber dónde queremos ir es a través de la posición del volante. Este sensor no sólo indica cuánto lo hemos girado, sino también cómo de rápido lo hemos hecho.

⚙️ Sensores de giro de rueda: son los mismos que los del sistema antibloqueo de frenos ABS.

⚙️ Sensor de posición del acelerador: como decíamos antes, el ESP necesita de la colaboración de varios sistemas para trabajar, entre ellos, el motor.

⚙️ Sensores de aceleración lateral: indican al control de estabilidad si el coche describe la curva o no. Si el sensor del volante le dice que está girado a la derecha, pero no hay una aceleración lateral, significa que el coche sigue recto y que, por lo tanto, debe actuar.

⚙️ Un giróscopo: este sensor indica al sistema si el vehículo está intentando girar sobre su propio eje, como una peonza.

⚙️ Unidad de control: como siempre, un ordenador compara los datos que recibe de los sensores con los datos que debería tener. Si coinciden, todo va bien; si no, hay que trabajar.

En resumen, si el coche desliza de la parte delantera (subviraje) o de la trasera (sobreviraje) en una superficie resbaladiza por exceso de potencia o en una maniobra de riesgo, el sistema interviene para mantener la trayectoria correcta y segura. Y lo hace frenando selectivamente cada rueda y regulando la entrega de potencia.

¿Cómo conducir un coche con ESP?

Al igual que en uno con ABS, el sistema ESP está siempre activo (salvo que lo desconectemos mediante el botón que puede incorporar nuestro coche) y pasará desapercibido, excepto si tiene que actuar.

Cuando el ESP entre en acción, notaremos una vibración y un ruido metálico, provocado por el sistema de frenos al frenar y liberar alternativamente el freno de las ruedas necesarias para mantener la trayectoria correcta del coche. También veremos cómo se enciende el testigo del tablero del salpicadero.

A pesar de la fiabilidad de este sistema, es importante recordar que el ESP no tiene ojos. La única forma que tiene de saber hacia dónde queremos ir es mediante lo que le indicamos con el volante, por lo que es fundamental que le demos esta información.

Junto con el cinturón de seguridad y el airbag, el ESP es uno de los sistemas ADAS más importantes de tu vehículo. Sin embargo, para su funcionamiento es clave que el resto de componentes que intervienen en su funcionamiento estén en perfecto estado.

Y eso sólo se consigue con un buen mantenimiento. Revisa tu coche periódicamente y para hacerlo, confía en los talleres asociados de Asetra, tus Talleres de Confianza ¡Encuentra el tuyo!

¿Cuáles son las diferencias entre la ITV de un coche eléctrico, uno híbrido, uno a gas y uno de combustión?

El mercado de vehículos eléctricos, híbridos y de gas sigue creciendo año tras año en España. Sólo en septiembre, se matricularon 25.213 unidades de este tipo de vehículos, un 36,6% más que en el mismo periodo del año pasado.

La sencilla acción que evitará graves averías en el motor de tu coche: cómo y por qué revisar el nivel de aceite

En ocasiones damos muy poca importancia a las cosas más sencillas. Precisamente por eso, porque es sencillo. Sin embargo, mirar el nivel de aceite de tu coche es muy fácil…

Ofertas de Empleo Asetra

Conepa Seguridad Vial

Carrera del Taller

logo2

Asetra Madrid
Talleres de Confianza

C/ Fuenterrabía 5, 1ª planta
28014 Madrid

Tel. 91 434 06 60