¿Sabes si tienen fecha de caducidad los neumáticos de tu coche?

Los neumáticos son el único punto de contacto entre el vehículo y la carretera. Por ello, es primordial su mantenimiento periódico (vigilancia de la presión de inflado, nivel de desgaste, deformaciones, etc) para asegurar su rendimiento óptimo y velar por nuestra seguridad vial.

Además de estas recomendaciones básicas, conviene tener en cuenta otros detalles relacionados con los neumáticos y que puede que no sepas. Uno de ellos tiene que ver con la caducidad o no de los neumáticos ¿Has escuchado alguna vez que hay que sustituirlos, estén o no desgastados, cuando estos tengan 5 años de antigüedad?

Pues bien, aunque no hay ninguna normativa que regule la caducidad de los neumáticos, ni que imponga u obligue a su cambio o sustitución al cumplir una fecha determinada, si existen una serie de recomendaciones de la European Tyre and Rim Technical Organisation, entidad responsable de otorgar todos los requisitos que deben cumplir los neumáticos fabricados y comercializados en la Unión Europea, a la cual se adhieren la gran mayoría de fabricantes.

5 años de utilización, 10 de fabricación

De este modo, la primera de estas recomendaciones es que después de 5 años de utilización de un neumático, es decir, desde la fecha en que han sido montados, deben ser examinados por un especialista o un profesional cualificado del neumático, por lo menos una vez al año.

Asimismo, el citado organismo aconseja que, por precaución, a los 10 años desde la fecha de fabricación se sustituyan por unos neumáticos nuevos (incluidos los de repuesto), aunque el desgaste no haya llegado al límite mínimo legal permitido de 1,6 mm o los 3 mm recomendados por los fabricantes.

¿Y cómo sé cuándo se han fabricado los neumáticos de mi coche?

Toda la información y especificaciones técnicas que necesitamos conocer de un neumático: marca, modelo, medidas, códigos de carga y velocidad, homologación... viene reflejada en el lateral de cada neumático, también su fecha de fabricación.

Así, ésta la encontramos como una combinación de cuatro dígitos (los 2 primeros indican la semana de fabricación, y los 2 últimos el año de fabricación). Normalmente, aunque no siempre, hallaremos dicha combinación de cuatro números al final del código DOT, una secuencia de letras y números que informa además de otros aspectos relacionados con la fabricación (dónde, quién...). De esta forma, un código 4817 significa que el neumático está fabricado en la semana 48 de 2017.

¿Por qué debo prestar atención a la edad de mis neumáticos?

Todo tiene que ver con el caucho, material del que están hechos los neumáticos. Y es que, con el paso del tiempo, el caucho puede disminuir o perder sus propiedades químicas perdiendo elasticidad y dando así paso a lo que se conoce como cristalización. En este estado, se reduce drásticamente la adherencia, aumentando la distancia de frenado y la probabilidad de sufrir aquaplaning con lluvia, comprometiendo, por tanto, la seguridad del vehículo.

Además del envejecimiento del caucho, en el proceso de cristalización también influye el kilometraje, si nuestro vehículo pasa mucho tiempo a la intemperie, con altas temperaturas y radiación solar, con humedades y bajas temperaturas, así como las condiciones de almacenaje.

¿Y cómo detecto si los neumáticos están cristalizados? A simple vista, no es sencillo, puesto que el aspecto no cambia al aumentar su rigidez. Un 'truco' sencillo para comprobar su estado es hundir la uña del dedo en el dibujo del neumático. Si la goma está blanda y podemos hundir la uña, no está cristalizado. En caso contrario, nuestros neumáticos habrán sufrido este peligroso proceso de cristalización, debiendo cambiarlos de inmediato.

Sabes No comprometas tu seguridad en carretera por unos neumáticos en mal estado. Un mal estado en el que también influye su edad. Revisa periódicamente los neumáticos de tu coche (presión, desgaste, estado...) y ante cualquier duda, acude a tus Talleres de Confianza, sus profesionales estamos para ayudarte.