La recomendación básica antes de salir de viaje este verano en coche

A pesar de que este verano está siendo para muchos muy diferente al de otros años, también los hay que preparan ya. o lo harán en breve. sus viajes de vacaciones. Unos viajes que este año tienen al coche como protagonista...

Y para que esos viajes discurran sin sobresaltos conviene recordar a los conductores la importancia de poner a punto sus vehículos antes de lanzarse a la carretera, y más,  teniendo en cuenta que muchos coches casi no se han utilizado en los últimos meses.

Uno de los elementos a los que más atención conviene prestar son los neumáticos, ya que son el único punto de contacto entre el coche y la carretera y de su buen estado depende, en buena parte, nuestra seguridad vial.

¿Qué comprobar en los neumáticos?

Vigila la presión. Es una 'obligación' que debe asumirse siguiendo las indicaciones del fabricante. Circular con una correcta presión, mejora la eficacia del neumático y minimiza el desgaste. Si vamos a realizar un desplazamiento largo y encima con el vehículo más cargado de lo habitual es aún más necesario. El neumático responderá mejor a imprevistos y frenazos, con una mejor adherencia al pavimento se aporta seguridad, confort y ahorro.

Comprueba la profundidad de la banda de rodadura. Si el desgaste está por debajo del mínimo legal de 1.6 mm, además de ser muy peligroso, puede suponer una multa por encima de los 200 euros por cada neumático en mal estado o la inmediata inmovilización del coche. También debemos vigilar que el desgaste se esté produciendo de forma regular para descartar fallos de alineación o equilibrado del vehículo. Un desgaste irregular o excesivo del dibujo del neumático también hace que el coche consuma más combustible. Los fabricantes recomiendan sustituir los neumáticos cuando el dibujo está ya por debajo de los 3 mm.

Examina bien todo el neumático. Verifica que no presenta grietas, roturas, ni mellas significativas. La parte exterior del neumático sufre mucho, por ejemplo, con los baches, bordillos, al aparcar, transitando por caminos rurales, por el impacto de piedras o pequeños objetos durante la marcha...

Asegurarse de llevar repuesto o kit antipinchazos. Si tu coche lleva rueda convencional de repuesto o de 'galleta' comprueba que esté en buen estado. Y si el coche dispone de un kit antipinchazos, también revísalo.Recuerda que si pinchas y tu vehículo monta neumáticos 'run-flat' o 'antipinchazos', sólo debes circular con ellos un máximo de 80 kilómetros, a una velocidad máxima de 80 km/h.

Unos neumáticos en buen estado resisten mejor los cambios bruscos de temperatura y también reducen las posibilidades de aquaplaning durante el trayecto en caso de que te encuentres con una tormenta.

Visita tu Taller de Confianza siempre que vayas a realizar un trayecto largo: es por tu seguridad. Los profesionales de los talleres de Asetra trabajamos para asegurar tu movilidad: encuentra tu Taller de Confianza en nuestro buscador.