Tu coche también 'sufre' su particular vuelta al cole: elementos a revisar tras las vacaciones

La 'vuelta al cole' supone, prácticamente el punto final al verano y el regreso a la rutina diaria. Y entre las cosas a tener en cuenta en nuestro retorno de las vacaciones, revisar el vehículo para certificar su buen estado debe estar entre nuestra lista de prioridades.

No en vano, durante el verano hemos dado un uso intensivo a nuestro coche (incluso este año a pesar de la situación) con lo que lo hemos expuesto a grandes exigencias: largos desplazamientos, cargas extra, altas temperaturas...

Todos estos factores favorecen que determinadas piezas de nuestro vehículo se deterioren, con lo cual, es imprescindible llevar a cabo una puesta a punto para la nueva temporada. En este sentido, la red de talleres Confortauto Hankook Masters aconseja supervisar una serie de puntos clave.

Revisión posvacacional

De este modo, el alumbrado del coche, el motor y los frenos son algunos de los elementos del vehículo que necesitan ser revisados tras las vacaciones de verano.

No obstante, la red de talleres señala que los neumáticos sean, posiblemente, uno de los elementos que más atención requieran a la vuelta de las vacaciones, precisamente, por ser el componente que más puede haber sufrido ese sobreesfuerzo de kilometraje, peso, temperaturas...

Asimismo, comprobar el nivel de diferentes líquidos como el refrigerante, el estado de los limpiaparabrisas, de los filtros del aceite y del aire, así como de las luces y faros son otros componentes a no pasar por alto en una revisión posvacacional.

También, desde Confortauto también consideran esencial realizar una comprobación general de motor (desde los líquidos, pasando por pequeñas piezas y hasta la propia correa de distribución).

Limpieza de la carrocería

Otro elemento a tener en cuenta después de vacaciones es la carrocería y su limpieza. Esto, según recuerdan desde la red de talleres, "es básico en cualquier momento, pero más aún si se ha estado en la playa o se ha transitado por caminos polvorientos o mal asfaltados, ya que la cantidad de suciedad es mayor y el polvo y la arena pueden incrementar su deterioro. Limpia bien el coche por fuera, incluyendo los bajos. Para que la pintura dure más tiempo con su mejor aspecto, hazlo mejor a mano y utilizando productos adecuados". Esta limpieza, además, ayudará a comprobar el estado de la pintura por si requiriese de algún retoque.

La limpieza del coche no solo debe centrarse en la carrocería, sino también debe extenderse al interior, en asientos y alfombrillas para quitar la arena y el polvo. "Cabe recordar que los vehículos también pueden ser fuente de contagios, por lo que se deberá extremar las medidas de limpieza del interior del habitáculo, desinfectando con frecuencia todas las superficies que se tocan regularmente: volante, freno de mano, manijas de puertas, cinturón de seguridad, asientos, control de equipo de sonido, calefacción...", concluyen desde Confortauto.

Y es que cuidar de tu coche es cuidar de ti. Por seguridad y por salud. Por eso, es fundamental practicar un mantenimiento responsable de tu vehículo para evitar riesgos en carretera ¿Necesitas un profesional del mantenimiento y reparación de vehículos? Confía en tus Talleres de Confianza: los profesionales de los talleres asociados a Asetra.