Novedades para los conductores: multas más duras, nuevos límites de velocidad...

El Gobierno ha aprobado un anteproyecto de reforma de la Ley de Tráfico que endurece el castigo para quienes conduzcan hablando con el móvil o sin ponerse el cinturón de seguridad

Hace tiempo que la DGT venía anunciado cambios en la Ley de Tráfico y del Reglamento General Circulación y de Conductores y ya conocemos detalles como los nuevos límites de velocidad en ciudad o en qué medida se incrementan las sanciones de tráfico por el uso del móvil o no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Sobre el uso del móvil al volante, la reforma de la Ley prevé que se perderán 6 puntos y no 3 como hasta ahora y la sanción económica se incrementa de 200 a 500 euros.Y en cuanto a no hacer uso de sistemas de protección tales como el cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil o el casco tendrán ahora una mayor detracción de puntos, pasando de los 3 actuales a 4.

Asimismo, el uso de dispositivos de detección de radares también ha sido objeto de reforma, pasando a considerarse una infracción muy grave que supondrá una sanción de 500 euros y la pérdida de tres puntos del carné.Con esta reforma, además, se sancionará también su tenencia y no sólo como hasta ahora su uso durante la conducción.

Todas estas medidas entrarán en vigor el 2 de enero de 2021.

Recuperación de puntos

La recuperación de puntos del carné de conducir recibe dos importantes novedades. Por un lado, la realización de cursos de conducción segura certificados por la DGT será premiada con la recuperación de dos puntos.

Por otro lado, se unifica en dos años el plazo sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de puntos. Hasta ahora, el plazo variaba en función de la gravedad de la infracción cometida.

El anteproyecto para la reforma de la Ley de Tráfico recoge también una nueva infracción muy grave relativa a los exámenes de conducir. Así, “cometer fraude en los exámenes de conducir utilizando dispositivos de intercomunicación no autorizados” conllevará una sanción de 500 euros y la imposibilidad de volver a examinarse hasta pasados 6 meses.

Menos velocidad en ciudad

Además del anteproyecto de ley para la reforma de la Ley de Tráfico, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que modifica el Reglamento General de Circulación estableciendo, por ejemplo, nuevos límites de velocidad en vías urbanas

De este modo, en las vías con un solo sentido de circulación, en las que no hay diferencia de altura entre acera y calzada, la velocidad límite será de 20 km/h y en las de único carril por sentido de circulación, de 30 km/h.

En las vías de dos o más carriles por sentido de circulación, el límite se mantiene en los 50 km/h, mientras que las vías de circunvalación de las grandes ciudades quedan excluidas de estas limitaciones de velocidad.

Estas limitaciones entrarán en vigor seis meses después de su publicación en el BOE para que los conductores conozcan con antelación dicha modificación y para que los ayuntamientos tengan tiempo suficiente para realizar los cambios en las señales de tráfico.

Además, se suprime la posibilidad de que turismos o motocicletas puedan rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos. Con la supresión de esta medida, el Gobierno pretende “reforzar el mensaje de que la maniobra de adelantamiento conlleva un riesgo de colisión frontal”.

Los patinetes, prohibidos en las aceras

Por otra parte, se prohíbe la circulación por aceras o zonas peatonales de los llamados "vehículos de movilidad personal" como los patinetes eléctricos y tendrán que cumplir las mismas normas de circulación que el resto de vehículos y no podrán circular en "vías interurbanas, travesías, así como autopistas y autovías que transcurran dentro de poblado ni en túneles urbanos".

Además, deberán disponer de un certificado de circulación que acredite que cumplen los requisitos técnicos que próximamente aprobará la Dirección General del Tráfico.

Interior define este tipo de vehículos como aquellos "de una o más ruedas dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima comprendida entre 6 y 25 km/h". Quedan excluidos de esta normativa los vehículos para personas con movilidad reducida.

Permisos para conducir camiones y autocares

Por último, las decisiones del Consejo de Ministros sobre Tráfico y conductores contemplan cambios en la manera de obtener permisos de circulación. Por una parte, se adelanta de 21 a 18 años la edad mínima para conducir camiones y autocares, algo que permitirá, según el Gobierno, la entrada de los más jóvenes en estas profesiones, deficitarias de mano de obra.

Además de tener 18 años, para conducir un camión será necesario aprobar el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de 280 horas y a partir de esas edad podrán ponerse al volante de un autocar solo sin pasajeros y en un radio máximo de 50 km. Únicamente a partir de los 21 años y con el CAP de 280 horas se podrá llevar pasajeros.

El Gobierno ha acordado también que, en determinados casos y previa valoración médica y mecánica individualizada, se pueda autorizar el acceso a los permisos de conducción de camiones y autobuses de personas con problemas asociados al sistema locomotor, dado que los "avances en prótesis y vehículos" hacen posible que estas personas puedan obtener dichos permisos.

Cumplir con las normas es clave para tu seguridad en carretera. También lo es practicar un mantenimiento periódico de tu coche o moto. Y para llevarlo a cabo, tus Talleres de Confianza estamos para ayudarte. Elige los talleres asociados a Asetra a la hora de mantener o reparar tu vehículo