Claves para tener a punto el coche (y la moto) para cuando llegue el invierno

La bajada de las temperaturas, la disminución de las horas de luz, las malas condiciones climatológicas son todas características propias del invierno. Estas condiciones también afectan a la conducción, por lo que extremar la precaución al volante se hace imprescindible, pero también lo es el mantenimiento de tu vehículo.

Ahora que el frío comienza a apretar, antes de conducir se deben tener en cuenta aspectos como “verificar que el estado, profundidad y presión de los neumáticos es el adecuado, comprobar que todas las luces funcionan correctamente y en caso de tener alguna fundida proceder a su sustitución, observar el estado de los limpiaparabrisas por su posible envejecimiento o mal estado, revisar el nivel del líquido refrigerante y su estado, así como el aceite”, explican desde Europ Assistance.

Pero esto no es lo único que un avezado conductor debe tener en cuenta: “También sería interesante verificar el correcto funcionamiento del sistema de climatización, ya que muy probablemente deba de ser utilizado para evitar el empañamiento de las lunas”, añaden desde la compañía de asistencia y seguros de viaje.

Además de todo esto, en las motos deberá revisarse también: el antivaho o uso de pinlock, ya que evita que se empañe la visera cuando llueve, asegurarse de llevar ropa térmica, chubasquero a poder ser reflectante y guantes de repuesto por si se mojan por dentro.

El mantenimiento del vehículo en invierno

En invierno se debe tener especial cuidado, por ejemplo, con los limpiaparabrisas: levantar las escobillas del cristal cuando estén previstas heladas para evitar su pegado a la luna y daños en sus gomas. Además, usar liquido limpiaparabrisas y no agua para bajar el punto de congelación de este y un rápido deshielo de la luna en caso necesario. Lo mismo sirve para el líquido de refrigerante para evitar su congelación y asegurar una correcta refrigeración del motor.

Si el vehículo no va a ser utilizado durante un largo periodo de tiempo, es recomendable desconectar la batería. En el caso de vehículos híbridos o eléctricos es aconsejable que pernocten en garajes o en sitios donde no bajen mucho las temperaturas para evitar que se acorte la vida útil de sus baterías, explican desde la compañía.

También conviene conectar el aire acondicionado una vez por semana aproximadamente para que se lubrique el sistema y también lavar el coche si circulamos por carreteras donde se ha echado sal, ya que es muy corrosiva.

Asimismo, es muy importante revisar el estado de los neumáticos, “ya que tanto una presión baja o alta como un desgaste excesivo en la banda de rodadura afectan considerablemente a la estabilidad y a las distancias de frenado”, advierten.

Consejos para conducir en invierno

Los expertos de la compañía aconsejan llevar las luces del vehículo encendidas para mayor visibilidad. "También recomendamos mantener una mayor distancia de seguridad, ya que en el asfalto mojado o helado la distancia de frenado es bastante más elevada". Y si la calzada está deslizante es recomendable circular en marchas largas a baja velocidad y para salir en parado realizarlo en segunda marcha siempre que sea posible.

En caso de conducción en nieve es importante evitar las frenadas y maniobras bruscas, y tener especial precaución en zonas de umbría y de poca circulación por posibles placas de hielo. Además, es importante revisar la climatología antes de realizar un viaje y llevar cadenas de nieve para utilizarlas en caso necesario, si nuestro coche no monta neumáticos de invierno o 'todo tiempo'.

Por último, pero no menos importante, es recomendable llevar el depósito de combustible lleno, ya que en el caso de quedar atrapados por problemas de la climatología deberemos permanecer con el vehículo arrancado para mantener la climatización adecuada.

Preparar tu coche de cara al invierno es una estupenda idea y más cuando el otoño empieza a mostrar su cara menos amable. Y si tienes dudas sobre el mantenimiento de tu coche en esta época del año, recuerda que en tus Talleres de Confianza estamos para ayudarte. Pon en manos de nuestros profesionales el mantenimiento o reparación de tu vehículo ¡Encuentra tu Taller de Confianza más cercano!