¿Sabes qué efectos pueden tener las altas temperatura en la batería de tu coche? Vigila su carga

Los fallos en las baterías son, año tras año, el principal motivo de asistencias en carretera tanto en verano como en invierno, así que si no quieres contratiempos, comprueba periódicamente su carga...

Con los primeros fríos, puede pasar que una mañana entres en el coche, gires la llave de contacto y el coche no arranque ¿Qué pasa? La batería se ha descargado. Este diagnóstico es correcto en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, hace falta saber que no fue esa noche de frío la que acabó con la batería, sino sobre todo el caluroso verano anterior.

Desgaste y envejecimiento de la batería

Cuando una batería alcanza el final de su vida útil, esta ha sufrido una combinación de varios grados de desgaste y envejecimiento. El desgaste y el envejecimiento son dos efectos diferentes que se pueden explicar de forma muy clara observando los neumáticos de los vehículos.

El desgaste se produce cuando un vehículo circula por carretera. El estilo de conducción, es decir, la forma en la que se utilizan los neumáticos, también afecta al desgaste.

En cambio, el envejecimiento natural también se produce cuando el vehículo no se mueve o el neumático está simplemente en el almacén. Estas circunstancias también hacen que el material se vuelva frágil en algún momento y que el neumático envejezca.

Al igual que el estilo de conducción influye en el desgaste, las condiciones ambientales externas influyen en el envejecimiento.

Desgaste de la batería

Para un neumático esto es bastante obvio. Por eso, Varta explica lo que esto significa para la batería. Y es que si una batería se utiliza con frecuencia y de forma intensiva, se desgastará con más rapidez que una batería que se utilice con poca frecuencia o en contadas ocasiones.

En contra de lo que se suele pensar, no es el número de arranques del motor lo que provoca el desgaste de la batería, sino el número de ciclos de carga y descarga (ciclo de vida) y la profundidad de estos ciclos (profundidad de descarga).

Envejecimiento de la batería

En el caso de una batería de un vehículo clásico que se usa poco y está aparcado la mayor parte del tiempo, el desgaste no suele ser muy pronunciado. En este caso, es más probable que se manifieste el efecto del envejecimiento.

Para explicar los efectos del envejecimiento, hay que tener en cuenta un factor importante: la temperatura, pues los procesos químicos de la batería dependen en gran medida de esta magnitud.

Por regla general, se puede afirmar que la reactividad química se multiplica por dos por cada 10 grados Kelvin de aumento de temperatura, lo que da lugar a un aumento exponencial de la reactividad. Es decir, las altas temperaturas del verano aceleran el envejecimiento y dañan la batería.

De este modo, ahora sabemos que son las altas temperaturas del verano las que dañan la batería, si bien la mayoría de las averías de las baterías se producen en invierno ¿Qué relación existe entre ambos hechos?

También en este caso la temperatura vuelve a ser un factor crucial. La reactividad de los productos químicos que se encuentran en el interior de la batería depende en gran medida de la temperatura: cuanto más baja es la temperatura, más lentas son las reacciones químicas que se desarrollan dentro de la batería.

Esto significa que la batería no puede presentar el mismo rendimiento en un frío día de invierno que en un caluroso día de verano. Así, es posible que el vehículo siga arrancando sin problemas a 20°C, pero que falle a 0°C.

Las baterías "mueren" en verano

Todo esto viene a confirmar que las baterías “mueren” en verano, pero hasta que no llega el invierno no nos damos cuenta de que la batería ya ha pasado su mejor época.

Por lo tanto, desde Varta recomiendan que, siempre que visitemos un taller, pidamos que nos revisen la batería. De este modo, los profesionales del taller podrán alertarnos con antelación sobre un posible fallo de la batería a corto plazo, por lo que podremos sustituirla antes de que se agote y nos deje "tirados" en la carretera.

Revisa periódicamente los elementos básicos de tu vehículo y, en especial, la batería para evitar contratiempos en tus viajes este verano. Y si necesitas ayuda, confía en los profesionales de tus Talleres de Confianza ¡Encuentra el tuyo!