¿Sabes conducir en invierno? Consejos para circular con seguridad con condiciones meteorológicas adversas

Durante el invierno también realizamos millones de desplazamientos. Nada que se salga de lo normal, excepto por una cuestión importante: la carretera puede presentar peligros inesperados en cualquier lugar y momento...

Conducir es una tarea compleja que requiere unas habilidades concretas para el manejo del vehículo y unos conocimientos básicos para hacerlo de forma segura. Los años de experiencia al volante pueden generar una seguridad y confianza a veces sobrevalorada, ya que el escenario y las circunstancias de la conducción están en constante cambio, y nunca sabemos cuándo nos puede sorprender un acontecimiento inesperado, un animal que se cruza repentinamente por la vía, obras en la carretera, o un vehículo averiado obstaculizando la calzada, que requiera una reacción efectiva y segura.

Condiciones meteorológicas adversas

Igual que las circunstancias de la conducción, las condiciones meteorológicas también están en constante cambio, produciendo situaciones adversas peligrosas que nos pueden sorprender.

Hay conductores que están más acostumbrados a conducir con condiciones meteorológicas extremas, como las rachas fuertes de viento, nevadas, la formación de placas de hielo o bancos de niebla. Pero otros no, y no por ello hay que confiarse, sino, por el contrario, extremar la precaución y conocer cómo adoptar comportamientos seguros antes, durante y después del viaje, para reducir los riesgos que determinadas situaciones meteorológicas puedan producir.

En estas situaciones, la adherencia de las superficies por las que circulamos puede estar comprometida así como la necesaria visibilidad para ver y ser vistos, con la antelación suficiente que garantice la seguridad de los usuarios de las vías. Por ello es de vital importancia prestar especial atención a los neumáticos, sistemas de iluminación y estado de conservación del parabrisas.

Consejos para circular con seguridad en invierno

En este sentido, Fesvial, Fundación Española para la Seguridad Vial, ha editado una guía de consejos y recomendaciones para circular con seguridad en condiciones invernales o con meteorología adversa.

El documento ha sido elaborado con la colaboración la Dirección General de Tráfico y del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Además, han participado activamente empresas y entidades del sector como Michelín, Volvo, Bosch, AECA-ITV, Carglass, Conepa —federación a la que pertenecen tus Talleres de Confianza, los talleres de la Asociación de Talleres de Madrid (Asetra)—, Essilor, Lumileds o Mutua Madrileña.

El objetivo de la guía es reforzar los conocimientos sobre los modos más seguros de circular por carreteras y calles en invierno o en situaciones de meteorología adversa, ya que los resultados obtenidos en el Barómetro FESVIAL 2021, sobre todo, tras los episodios como los vividos con la borrasca Filomena en enero del año pasado, reflejaban un preocupante nivel de desconocimiento de los conductores españoles sobre la conducción y seguridad vial en condiciones invernales.

Según el barómetro, un 80% de los conductores desconoce la obligatoriedad de encender las luces del vehículo mientras circula cuando está nevando, el 83,4% considera conveniente seguir la rodera del vehículo precedente con poca nieve en la carretera y el 63,8% opina que hay que frenar suavemente al pisar una placa de hielo.

En ese mismo sentido quedaba de manifiesto un elevado desconocimiento de las capacidades y prestaciones de los neumáticos de “todo tiempo” cuando nieva: el 82,5% de conductores desconoce que estos neumáticos están certificados para conducir sin cadenas.

El mantenimiento del vehículo

Desde Fesvial se ha elaborado la guía para que los conductores conozcan y tengan en cuenta las recomendaciones y consejos de circulación, principalmente en los meses de otoño e invierno, en los que hay más probabilidades que las condiciones meteorológicas compliquen y dificulten la conducción y por ello la seguridad al volante. Las recomendaciones se dividen en aquellas previas a realizar el desplazamiento y las relativas a la conducción propiamente dicha.

Respecto a las primeras, la principal medida de seguridad es el mantenimiento del vehículo y la certificación de la ITV en vigor, como garantía de que todo funciona correctamente y se encuentra en óptimas condiciones.

La guía hace un repaso de los principales elementos a tener en cuenta, tales como batería, neumáticos, parabrisas, iluminación, limpiaparabrisas, lubricantes y anticongelantes, equipación recomendable en caso de emergencia.

Posteriormente se dan consejos para afrontar la conducción de manera segura con nieve, hielo, lluvia, viento y niebla. Se hace una especial mención a las particularidades del vehículo eléctrico, cada vez más presente en las carreteras españolas.

Puedes consultar la guía en el siguiente enlace: CONDUCIR CON SEGURIDAD EN INVIERNO O CON CONDICIONES METEOROLÓGICAS ADVERSAS