¿Vehiculos mal mantenidos? Las asistencias en carretera aumentan, lo que no cambia son las causas que las motivan...

La pandemia del covid-19 obligó a imponer importantes restricciones también en 2021, algo que, sin embargo, no afectó dramáticamente a la movilidad en España. De hecho, las asistencias en carretera volvieron a crecer...

Si bien la Semana Santa de 2021 no fue, ni de lejos, parecida a las Semanas Santas prepandemia, el verano y el resto de fechas de alta movilidad como el puente de diciembre o las navidades sí que registraron altos niveles de circulación.

Y es que a pesar de la incidencia del coronavirus, los madrileños en particular y los españoles en general no se resistieron a desplazarse por carretera en busca de playa, montaña... algo que tuvo su impacto en las asistencias en carretera.

No en vano, según el barómetro de averías del Real Automóvil Club de España, el club batió en 2021 su propio récord de asistencias en carretera en un año realizando más de 1,2 millones de asistencias. Una vez más, los problemas relacionados con las baterías (23% del total), los neumáticos (12%), los relativos al motor (7%) y los derivados de accidentes del tráfico (6%) ocuparon las primeras posiciones del ranking del Race.

¿Vehículos mal mantenidos?

El parque automovilístico en nuestro país está, cada vez, más envejecido. Esto no sólo implica que el riesgo de fallecer en un coche con más de 15 años de antigüedad se duplica con respecto a otro con menos de 4 años de edad; también conlleva una mayor probabilidad de que los coches antiguos o mal mantenidos sufran una avería.

Por este motivo, el Race recomienda revisar el coche de forma periódica y antes de salir de viaje.Y es que los coches están fabricados con piezas mecánicas y eléctricas que pueden estropearse, más si cabe cuando no están bien mantenidos o tienen muchos años bajo su capó.

Qué hacer en caso de avería en carretera

De este modo, se pueden producir averías en mitad de la carretera. En ese caso, ¿cómo debemos proceder con seguridad hasta que llegue la asistencia? Desde el club automovilista, explican los pasos a seguir.

1) Busca un lugar seguro. Si sufres un pinchazo o tienes que detener tu coche por algún problema mecánico o eléctrico, es fundamental evitar el peligro deteniéndote en un lugar seguro siempre que sea posible, preferiblemente fuera de la calzada para así evitar un posible accidente. Si puedes, no te pares en zonas de baja visibilidad como un cambio de rasante, un desnivel, una zona de curvas o un túnel.

2) Pon las luces de emergencia. Las luces de emergencia son la forma más rápida y segura de alertar a los demás conductores de que algo sucede con tu coche. Añade también las luces de posición, sobre todo si el incidente ocurre de noche.

3) Señaliza el peligro con la luz de emergencia V-16 o los triángulos. Los triángulos de emergencia desaparecerán de las carreteras españolas a partir de 2026 y, en su lugar, tendrás que utilizar la luz de emergencia V-16, un elemento de seguridad que es legal desde el 1 de julio de 2021 y recomendado usar en lugar de los triángulos de emergencia.

4) Usa chaleco reflectante. Recuerda que, en el caso de tener que salir del vehículo, es obligatorio que tanto el conductor como los pasajeros os pongáis el chaleco reflectante (la multa por no hacerlo es de 200 euros). Si todavía utilizas los triángulos, deberás usar uno o dos de ellos según la carretera por la que circules:

  • Si la avería se produce en una carretera de doble sentido: coloca un triángulo por delante y otro por detrás a una distancia mínima de 50 metros del coche (unos 50 pasos). La finalidad es que el triángulo sea visible por el resto de usuarios al menos desde 100 metros de distancia. Si la visibilidad no es buena, por ejemplo, porque hay una curva o cambio de rasante, deberás de aumentar la distancia de colocación.

  • En el caso de que la avería tenga lugar en una calle, una autopista o autovía: sólo será necesario utilizar un triángulo de emergencia en la parte trasera del vehículo. De igual modo que en carreteras de doble sentido, tendrás que situarlo a 50 metros de distancia del coche y que sea visible desde 100 metros.

5) Llama al servicio de asistencia en carretera. Una vez que has protegido la zona ya puedes llamar por teléfono al servicio de asistencia en carretera que tengas contratado o a tu compañía de seguros para que envíen una vehículo de asistencia a la zona, o utilizar las apps en tu teléfono móvil.

Mientras esperas a que llegue el servicio de asistencia quédate en una zona alejada de la calzada para evitar atropellos o riesgos innecesarios y ¡siempre con el chaleco reflectante puesto! Si no puedes abandonar el vehículo en condiciones de seguridad, es mejor permanecer en el interior del coche con el cinturón de seguridad abrochado.

Pocas cosas hay más desagradables que quedarse "tirado" en la carretera por culpa de una avería. Por eso, para minimizar el riesgo de sufrir una, revisa tu vehículo antes de salir de viaje en un Taller de Confianza. Los profesionales de los talleres de Asetra trabajamos desde siempre para ofrece el servicio honesto y de calidad que demandas.