​No comprometas tu seguridad: destierra los falsos mitos asociados a la presión de los neumáticos

La seguridad en la conducción y la longevidad de los neumáticos pueden mejorarse con un hábito que sólo requiere unos minutos: la comprobación de la presión de los neumáticos.

La presión es un factor clave en los neumáticos. Siempre debemos asegurarnos de que llevan la recomendada por el fabricante (compruébala al menos una vez al mes) y regúlala en función las circunstancias. Así, recuerda que ésta debe ser mayor en invierno que en verano. También que es necesario aumentar la presión cuando la carga es mayor de lo habitual.

A pesar de ello, muchas personas conducen con una presión en los neumáticos demasiado baja, ya sea por comodidad de conducción o por falsas y peligrosas creencias. En este sentido, desde el fabricante Nokian Tyres, explican cómo muchas creencias populares sobre los neumáticos son, de hecho, falsas.

Falsos mitos asociados a la presión de los neumáticos

¿Es más cómodo conducir con una presión de neumáticos más baja?

Más cómodo, puede ser discutible, pero seguro que es más peligroso. Un neumático con una presión demasiado baja es demasiado flexible, lo que lo hace incontrolable.

Esta es, probablemente, la falsa creencia más peligrosa en relación con la presión de los neumáticos. Hay una razón (y no un 'caprich) por la que los fabricantes de automóviles y de neumáticos determinan un nivel de presión de los neumáticos recomendado, que garantiza su comportamiento óptimo, incluso en circunstancias extremas.

¿Una presión de aire suficiente provoca el desgaste central del neumático?

En los antiguos neumáticos de capa cruzada, era posible ajustar el patrón de desgaste mediante la presión del neumático. "Eso fue hace más de 30 años, pero el mito persiste. El patrón de desgaste de un neumático moderno con cinturón de acero no puede verse afectado por el nivel de presión normal", asegura el fabricante.

Los neumáticos de tracción son ligeramente más propensos al desgaste central, porque su superficie central hace más trabajo durante la aceleración. Para que los neumáticos se desgasten de forma uniforme, hay que cambiarlos de sitio (permutarlos), es decir, los traseros por los delanteros y viceversa, (y cruzados).

¿Aumenta la presión correcta de los neumáticos su vida útil?

Definitivamente, según Nokian Tyre. Cuanto más baja es la presión de los neumáticos, más se sobresale el lateral del neumático. El lateral es la parte más débil de un neumático, y la presión correcta de los neumáticos ayuda a reducir los pinchazos, los cortes y las averías. Si un neumático rueda con una presión demasiado baja en comparación con la carga, su forma se ve demasiado afectada durante la conducción. Su estructura se calienta, lo que puede provocar roturas entre los componentes.

La vida útil de un neumático se puede maximizar comprobando la presión de los neumáticos con regularidad. Una presión correcta de los neumáticos facilita el control del vehículo, lo que también reduce las correcciones innecesarias del volante.

¿Se debe aumentar la presión de los neumáticos delanteros cuando se tira de un remolque?

Esta es también una creencia recurrente, y la respuesta es no, según el fabricante de neumáticos. La presión sobre el eje trasero es lo que hay que aumentar cuando se conduce hacia un destino de vacaciones con una carga pesada en el maletero, por ejemplo, o cuando se tira de un remolque.

"El aumento del peso en la barra de tiro incrementa la carga del eje trasero. Una presión de neumáticos demasiado baja provoca un sobreviraje en situaciones de viraje. La parte trasera empieza a moverse sin control, lo que hace que un vehículo cargado sea difícil de dirigir".

¿Puede una furgoneta necesitar una presión de neumáticos de hasta 5 bares?

La estructura más robusta de una furgoneta puede hacer pensar que la capacidad de carga de sus neumáticos es suficiente, incluso con una presión más baja. Sin embargo, para alcanzar la máxima capacidad de carga, el nivel de presión de los neumáticos de la furgoneta debe ser de hasta 5 bares o incluso superior.

La capacidad de carga se refiere a la cantidad de objetos y personas que se pueden llevar en el vehículo. Si hay problemas estructurales en los neumáticos de una furgoneta, la razón suele ser una presión demasiado baja en relación con la carga.

Una presión más alta hace que el neumático se sienta duro al principio de la conducción, "pero no es aconsejable enfatizar la comodidad por medio de una presión de neumáticos demasiado baja a expensas de la durabilidad y la seguridad de los neumáticos", aconseja el fabricante.

¿Puede salirse un neumático de la llanta?

Sí, un neumático puede desprenderse de la llanta durante la conducción. Cuando la temperatura baja diez grados, la presión de los neumáticos disminuye 0,1 bares. Las temperaturas bajo 0ºC también hacen que la llanta de acero se encoja. A temperaturas bajo cero extremadamente bajas, un neumático con una presión demasiado baja puede desprenderse de la llanta si el coche golpea un bordillo en una curva a gran velocidad, por ejemplo.

En cambio, concluyen desde Nokian Tyre, "cuando la temperatura sube, la presión de los neumáticos aumenta. Una presión de los neumáticos demasiado alta no es motivo de preocupación: mejor por encima que por debajo. Una presión demasiado baja aumenta la resistencia a la rodadura, el desgaste de los neumáticos y el consumo de combustible, además de reducir la navegabilidad. Esto se aplica tanto en verano como en invierno".

Revisa periódicamente los neumáticos de tu coche. Esto te permitirá comprobar su presión, estado, o si has perdido algún tapón. Y si necesitas ayuda profesional, confía en tus Talleres de Confianza: trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que exiges a un taller.