Noticias

¿Quieres unas vacaciones sin averías en tu coche? Toma nota de estas recomendaciones

¿Quieres unas vacaciones sin averías en tu coche? Toma nota de estas recomendaciones

Las temperaturas extremas, altas o bajas, nunca son buenas, tampoco para el funcionamiento del coche. Por eso, inmersos en el bochorno del verano conviene revisar bien el vehículo para evitar averías causadas por el calor.

El mantenimiento del coche resulta especialmente necesario estos meses, que es cuando se produce el mayor número de desplazamientos por carretera. Sólo en agosto, la DGT prevé que se lleven a cabo unos 49 de los 93 millones de trayectos de largo recorrido que se producirán entre julio y agosto.

Por eso, ahora que nos encontramos en esa época del año en la que las temperaturas suben y tendemos a realizar los viajes más largos del año, además de que cargamos más el maletero llegamos a un punto en que cuidar nuestro vehículo frente al calor se hace indispensable. Más si a esto le sumamos las ganas que tenemos de llegar a nuestro destino de vacaciones sin contratiempos.

Consejos para unas vacaciones sin averías en tu coche

En este sentido, es importante seguir algunas útiles recomendaciones que te servirán para cuidar tu coche en esa época y puedas completar tu viaje sin que nada lo perturbe 

✔️Revisa tu coche antes de viajar (también después). Especialmente, neumáticos (presión, dibujo, alineado), frenos, refrigerante y líquidos. También es recomendable comprobar el buen funcionamiento del climatizador, estado de las luces y la batería. 

✔️Evita sobrecargar el coche y colocar mal el equipaje. Es recomendable no cargar en exceso y no superar la masa máxima autorizada. El peso de más afecta a la estabilidad y compromete la seguridad del vehículo. En cuanto a la colocación del equipaje, la carga no debe sobresalir de la planta del vehículo y ésta debe ir bien sujeta. 

✔️No revoluciones el motor en frío. No conviene hacerlo en los primeros minutos de circulación, cuando la temperatura todavía no es la óptima, ya que el aceite sigue frío y no lubrica correctamente.

✔️Tampoco abuses de las bajas revoluciones. No revolucionar lo suficiente el motor en caliente: una vez se ha alcanzado la temperatura deseada y se lleva un tiempo en circulación tampoco es bueno. De vez en cuando es bueno mantener el coche en torno a las 3.000 rpm para eliminar la posible carbonilla del motor.

✔️No golpees los neumáticos. Evita en lo posible las vías que estén en buen estado, así como pasar por socavones, baches, zonas mal asfaltadas, etc. Y al estacionar, evita subirte al bordillo de la acera, ya que puede provocar daños en el neumático, suspensión, dirección, daños en la llanta... 

✔️Procura no abusar de la reserva. No esperes a que el depósito de combustible esté prácticamente vacío: las impurezas del combustible se depositan en el fondo del depósito y de esta forma se absorben. Igualmente, la bomba requiere un mayor esfuerzo para absorber el combustible que pueda quedar. A esto hay que añadir que, si el coche se queda completamente sin gasolina, puede coger aire el circuito y no arrancar. 

✔️Presta atención al cambio de marchas. No pisar hasta el fondo el pedal del embrague cuando se cambia de marchas provoca que la marcha no entre correctamente y se fuerce la caja de cambios.

✔️No apagues el motor de golpe tras un viaje largo. Dejar el vehículo en ralentí unos minutos después de un viaje largo permite una correcta lubricación del motor y también del turbo, ya que si lo apagamos de golpe el aceite que queda en su interior se carboniza al detenerse la lubricación y estar la turbina a una temperatura muy alta.

✔️Detente si se enciende un testigo en el cuadro de mandos. Sobre todo si no se conoce su significado. Así, es mejor detener el vehículo y consultar el manual qué quiere decir el testigo que se haya encendido. Si es rojo, no sigas circulando: para y llama a tu asistencia en carretera. Por su parte, los testigos blancos, verdes y azuls suelen ser informativos y los amarillos, aviso.

✔️No permitas que el coche esté parado todo el verano. De igual forma que hay coches que doblan su kilometraje en verano, hay otros que apenas se mueven. Pues bien, ten en cuenta que el calor afecta a ciertos componentes del automóvil como pueden ser los eléctricos. Las altas temperaturas, especialmente las extremas, también perjudican a la batería y neumáticos. Por eso, se recomendable circular con periodicidad y no dejar el coche estacionado durante periodos largos de tiempo.

✔️Practica una conducción moderada. Una conducción brusca e irresponsable también es muy perjudicial para el vehículo: acelerones, frenazos bruscos..., afectan al vehículo y, además, comprometen tu seguridad pudiendo desembocar en un accidente de tráfico.

Revisa periódicamente los elementos básicos de seguridad de tu coche. Y antes de viajar este verano, somételo a una revisión para evitar sorpresas ¿Necesitas ayuda profesional? Confía en tus Talleres de Confianza: trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que exiges a un taller.

 

Ofertas de Empleo Asetra

Conepa Seguridad Vial

Carrera del Taller

logo2

Asetra Madrid
Talleres de Confianza

C/ Fuenterrabía 5, 1ª planta
28014 Madrid

Tel. 91 434 06 60