Noticias

¿El embrague de tu coche hace ruidos extraños? Estos son los que deberían preocuparte...

¿El embrague de tu coche hace ruidos extraños? Estos son los que deberían preocuparte...

Los ruidos extraños en el vehículo son una de las principales señales de avería. Así, identificarlos puede ser de gran ayuda para prevenir accidentes y también para guiar a tu mecánico sobre cuál puede ser el problema.

El embrague es una de los componentes clave de los vehículos con cambio manual. Se trata de un elemento con un uso aparentemente sencillo, pero que las malas prácticas pueden estropearlo fácilmente, dando paso así a una de las reparaciones más caras a las que tiene que hacer frente cualquier conductor.

En este sentido, una de las cosas que más puede inquietarte es un sonido extraño en el vehículo cuando estás al volante. Y si este sonido procede del embrague, la sensación de inseguridad aumentará por la posible falta de control sobre tu automóvil. De ahí que siempre debemos prestar atención a estos sonidos o vibraciones que no son habituales, ya que lo normal es que sean la manifestación de una avería.

Ten en cuenta que un embrague no debe emitir ningún tipo de sonido. Por eso, es recomendable que, una vez aparezcan esos ruidos, lo primero que deberías hacer es llevarlo a un taller para que un profesional pueda solucionar la posible avería.

Los ruidos del embrague

Por regla general, los sonidos que puede emitir este componente son consecuencia de una mala lubricación, pero hay algunos que son más perjudiciales ¿Cuáles son los principales ruidos que emite este sistema y qué significan?

Escuchas un sonido de rozamiento al pisar el embrague: este ruido puede estar relacionado con un mal ajuste o la mala instalación del mando de transmisión.

Adviertes un chirrido cuando mantienes pisado el embrague: si al pisar el embrague, éste emite un crujido es posible que tenga que ver con el desgaste de la rótula de la horquilla de embrague. Si el sonido es más parecido al de un grillo, lo que se está desgastando es el rodamiento de empuje.

Notamos un ruido, que va aumentando mientras pisamos lentamente el pedal: lo más probable es que el problema se encuentre en el collarín. También puede que lo oigas al circular a velocidades bajas o aparcando marcha atrás.

Se percibe un ruido en punto muerto: también relacionado con el deterioro de la horquilla de embrague, normalmente desaparece cuando pisamos lentamente el pedal de embrague sin acelerar.

No puedes desembragar tras embragar de forma ruidosa: si llegas a este punto, lo mejor será que acudas a tu taller. Cuando pasa esto es muy probable que sea el amortiguador del disco lo que se ha desgastado hasta quedar destruido a causa de embragar siempre a muy altas revoluciones.

Elimina estos malos hábitos

Para que el sistema de embrague dure más tiempo conviene eliminar una serie de hábitos que son muy comunes entre los conductores. No todos los profesores de autoescuela son igual de exigentes con el uso del embrague, y esto hace que lo usemos mal desde el principio sin darnos cuenta. Basta con seguir algunos consejos para que el embrague no sea tu gasto número uno en el taller.

Es muy importante pisar el pedal a fondo a la hora de cambiar de marcha, sino daremos lugar a fricciones y a cambios bruscos que afectarán negativamente a nuestro embrague. Fíjate en la posición de tu conducción: ¿puedes llegar a presionar el embrague hasta el fondo? Si no es así, es hora de mover el asiento.

Trátalo con suavidad, no lo sueltes con demasiada rapidez, acompaña el movimiento del pedal con el pie. Si notas vibraciones extrañas es probable que estés yendo demasiado rápido a la hora de dejarlo, por lo que deberás empezar a soltarlo más paulatinamente. Y nunca trates de accionar la palanca de cambios sin tener el embrague bien presionado

Asimismo, los arranques en pendiente y algunas maniobras, sobre todo la de aparcar, son muy perjudiciales para el embrague: evítalos en lo posible. Por último, cabe mencionar que apoyar tu pie izquierdo sobre el embrague, aunque no lo presiones, es un muy mal hábito que deberías erradicar. Sitúa el pie en el reposapiés que hay en la izquierda y deja al embrague descansar también.

En resumen y teniendo en cuenta el importante desembolso que supone sustituir el embrague, lo mejor es que intentemos prolongar al máximo su vida útil: bien utilizado puede durar más de 200.000 kilómetros e, incluso, más de 300.000. Mientras, un mal uso prolongado puede hacerlo desfallecer a los 100.000.

Desde tus Talleres de Confianza, te recordamos la importancia de efectuar una conducción responsable, así como un buen mantenimiento de tu vehículo. Confía en los profesionales de los talleres de Asetra siempre que necesites realizar cualquier reparación u operación de mantenimiento en tu coche. Trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que buscas en un taller.

Ofertas de Empleo Asetra

Conepa Seguridad Vial

Carrera del Taller

logo2

Asetra Madrid
Talleres de Confianza

C/ Fuenterrabía 5, 1ª planta
28014 Madrid

Tel. 91 434 06 60