¿Quieres circular con la mayor seguridad este invierno con tu coche? Entonces, no te pierdas estos consejos básicos

Con la llegada del frío y la bajada de las temperaturas, es fundamental poner en marcha protocolos de actuación que eviten los riesgos asociados a esta época del año para circular con la máxima seguridad.

En esta época del año, los cambios en la meteorología son habituales y repentinos. Por ello, es importante programar los trayectos, mantenerse informado y viajar bien equipado para afrontar los viajes con mayor seguridad. Asimismo, resulta indispensable revisar el estado de nuestro vehículo, especialmente los neumáticos, los frenos, las luces y los limpiaparabrisas.

Consejos para viajar con seguridad en invierno

Planifica el viaje

La meteorología no es una ciencia exacta, cambia a cada momento. En caso de mal tiempo, Autopistas recomienda adecuar los desplazamientos, y adelantar o retrasar el viaje en busca de condiciones más favorables, informarse del estado del tráfico antes de salir e intentar evitar las horas de mayor intensidad de tráfico. De igual modo, recuerda la importancia de cumplir con los descansos y programar las paradas de manera que el viaje resulte más seguro.

La batería, fundamental

Es importante prevenir los efectos de las bajas temperaturas sobre los componentes del vehículo. En este sentido, es necesario revisar el funcionamiento de la batería antes de emprender el viaje y comprobar algunos elementos que no suelen utilizarse durante el resto del año, como la calefacción o la luneta térmica.

Atención a los neumáticos

Los neumáticos, que son el único punto de contacto entre el vehículo y la vía, pierden adherencia al asfalto en caso de nieve o lluvia. Por eso, deberán contar con la máxima profundidad del dibujo posible. Es indispensable además comprobar su estado y presión, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante.

Asimismo, es fundamental que circules llevando cadenas para la nieve si tu coche no monta neumáticos de invierno (o unos 'todo tiempo' con el marcaje 3PMSF, que indica que el neumático dispone de la certificación oficial para ofrecer una conducción segura en nieve).

Vigila los frenos

También es primordial vigilar las pastillas de freno, que pueden perder eficacia con la humedad. Por ello se aconseja comprobar de vez en cuando su correcto funcionamiento presionando el pedal del freno con una pisada suave, siempre que las condiciones de la vía y la circulación lo permitan.

Limpiaparabrisas, anticongelante...

Otros consejos para tu vehículo son retirar el hielo de parabrisas y luna trasera antes de comenzar la marcha (y así evitar hacerlo durante ella), verificar el buen estado de las gomas de las escobillas y el nivel del líquido limpiaparabrisas, así como el del anticongelante. Y no olvides salir con el depósito lleno y el móvil cargado.

Qué hacer en caso de avería o accidente

Si hay una situación especialmente crítica durante un viaje, ésta es seguramente el momento en el que se sufre una avería o un accidente. Saber cómo actuar en este tipo de circunstancias ayudará a resolver la incidencia de la forma más segura para el conductor y para el resto de usuarios de la vía.

Si, por algún motivo, no se pudiera proseguir el trayecto, no hay que abandonar nunca el vehículo en la calzada. Lo primero que hay que hacer es parar con seguridad en un lugar habilitado, lo más aproximado al arcén derecho y activar las luces de emergencia.

A partir de ahí, es imprescindible que el conductor y los pasajeros se coloquen detrás de la barrera de seguridad, o lo más alejado posible del tráfico. Una vez detrás de la barrera, debemos contactar con los servicios de emergencias 112 (con nuestro móvil) o buscar uno de los postes SOS distribuidos a lo largo de las autopistas.

Mantente informado

Toda la información viaria se puede consultar también a través de la web de la DGT y su canal de Twitter, así como los del Servei Català de Trànsit y de la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco (Trafikoa). Además, una vez se ha iniciado el viaje se puede consultar la información del estado de las vías en los paneles informativos ubicados a lo largo de su recorrido.

Y un última recomendación: recuerda que conducir con niebla, lluvia, nieve o hielo no es fácil, por eso, repasa estos consejos básicos para afrontar la meterología adversa sin problemas al volante. 

Desde tus Talleres de Confianza, te recordamos la importancia que tiene efectuar una conducción responsable, así como un buen mantenimiento de tu vehículo, y más en invierno.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra siempre que necesites realizar cualquier reparación u operación de mantenimiento en tu coche. Trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que buscas en un taller.