Noticias

conduciendo en el invierno

¿Cómo funciona la calefacción de un coche?

Mientras bajan las temperaturas y se prevén heladas importantes en zonas de montaña y en amplias regiones del interior, el sistema de calefacción en tu coche se transforma en un componente crucial, no solo para asegurar tu confort, sino también para mantener la seguridad durante tus viajes.

Este sistema, a menudo pasado por alto, es en realidad un conjunto complejo de partes interconectadas que trabajan juntas para regular la temperatura dentro de tu vehículo. Cada componente tiene un rol específico, y su funcionamiento armonioso es esencial para proporcionar un ambiente cálido y desempañar efectivamente los cristales, lo cual es vital para una visibilidad óptima en condiciones de frío. El sistema de calefacción de un coche consta de varios componentes clave:

  • Radiador: Este componente es esencial para evitar el sobrecalentamiento del motor, ya que disipa el calor excesivo, manteniendo así una temperatura óptima de funcionamiento del motor.
  • Ventilador: Este elemento tiene la tarea de mover el aire caliente generado en el sistema hacia el interior del habitáculo, asegurando una distribución uniforme del calor.
  • Conductos de aire: Son los canales a través de los cuales el aire caliente fluye dentro del coche. Estos conductos están diseñados para dirigir el aire de manera eficiente a diferentes áreas del interior, asegurando que el calor llegue a todos los rincones del habitáculo.

El proceso de calefacción comienza cuando el motor se calienta, transfiriendo este calor al líquido refrigerante. En los vehículos tradicionales, este líquido calienta el aire que luego se distribuye dentro del coche. Los modelos más modernos añaden un sistema electrónico para controlar la temperatura con mayor precisión​​.

Los fallos comunes en este sistema incluyen fugas o la obstrucción del radiador y problemas con el termostato. Por ello, es crucial llevar a cabo un mantenimiento regular​​. Existen varios tipos de sistemas de calefacción:

  • Sistema tradicional con líquido refrigerante: Este sistema aprovecha el calor generado por el motor para calentar el aire. El líquido refrigerante absorbe el calor del motor y luego pasa a través de un intercambiador de calor (como un mini-radiador), donde el aire es calentado antes de ser distribuido por el habitáculo.
  • Sistema Eléctrico en coches eléctricos: En ausencia de un motor de combustión, los coches eléctricos utilizan resistencias eléctricas que se calientan mediante la energía de la batería. Este calor se transfiere al aire que luego se distribuye en el interior del vehículo.
  • Tecnología de calefacción por infrarrojos: Actualmente en desarrollo, esta tecnología se enfoca en mejorar la eficiencia energética en vehículos eléctricos. Funciona mediante la emisión de radiación infrarroja para calentar superficies y objetos en el habitáculo directamente, en lugar de calentar el aire, lo que reduce el consumo de energía.

Para garantizar el rendimiento y la eficiencia de estos sistemas, es crucial mantenerlos en óptimas condiciones. Esto implica revisar periódicamente el termostato y el radiador, así como mantener el nivel adecuado del líquido refrigerante en los sistemas tradicionales.

Para asegurar el correcto funcionamiento de tu calefacción y prolongar su vida útil, Talleres de Confianza te ofrece su experiencia y profesionalidad. Visita uno de nuestros puntos de servicio y mantén tu vehículo listo para enfrentar el frío. Encuentra ahora tu taller más cercano en nuestro buscador. 

Ofertas de Empleo Asetra

Conepa Seguridad Vial

Carrera del Taller

logo2

Asetra Madrid
Talleres de Confianza

C/ Fuenterrabía 5, 1ª planta
28014 Madrid

Tel. 91 434 06 60