Seis puntos clave en el mantenimiento preventivo del coche

consejos-mantenimientoDurante la época estival suelen aumentar de manera considerable los problemas y las averías relacionadas con el escaso o nulo mantenimiento preventivo del coche.

Acudir al taller de manera periódica evita muchas averías y es sinónimo de garantía en carretera.

A continuación detallamos algunos de los problemas relacionados con la falta de mantenimiento preventivo del automóvil.

 

El embrague. En muchas ocasiones los problemas de embrague suelen estar relacionados con malos hábitos de conducción.

La dirección. No será sencillo controlar un coche con problemas de dirección, por eso ante cualquier comportamiento imprevisto recomendamos acudir al taller.

El sistema de refrigeración. Utilizar el refrigerante adecuado evita futuras averías. También aquí es importante cambiar el líquido periódicamente y nunca mezclarlo con agua para obtener mayor cantidad, esto rebaja las propiedades y aumenta los riesgos.

Los frenos. Si al pisar el pedal del freno sientes que algo no va bien, es necesario acudir a tu mecánico de confianza. Los frenos son básicos para la conducción y un buen mantenimiento puede ayudarte en situaciones difíciles.

La suspensión. Si no está en buen estado puedes notar vibraciones, desviaciones o aquaplanning; la consecuencias son pérdida de adherencia y de control del automóvil.

Los neumáticos. Los problemas más comunes en los neumático son desgaste irregular, escasa profundidad de dibujo o reventones. Lo recomendable es revisar las ruedas y si se encuentran abultamientos o desgaste excesivo acudir al taller mecánico. Sin olvidar el cambio periódico de neumáticos.

Antes de salir a la carretera piensa que el mantenimiento del coche es absolutamente necesario para un correcto funcionamiento del vehículo. Conducir seguro está en tus manos, acude a tu taller de confianza Asetra para evitar complicaciones.