Ignorar los testigos luminosos provoca un 20% de las averías

panel-mandosLa información que proporcionan los testigos luminosos del vehículo es indispensable para identificar problemas. Desatenderlos o no comprenderlos puede ser desastroso. Por eso te recomendamos que cuando uno de estos testigos se ilumine en tu tablero de instrumentos no lo ignores.


Según algunos estudios ignorar la información que facilitan los testigos luminosos eleva al 20% la posibilidad de que la avería haga que tu coche acabe en el taller. En la mayoría de las ocasiones el testigo luminoso del salpicadero es un aviso que prestándole la atención necesaria evita complicaciones.


Los testigos luminosos suelen dividirse en tres colores: amarillo, naranja y rojo. Los más importantes son los amarillos y rojos, estos indican averías o detalles importantes para el funcionamiento adecuado del coche. Así los testigos naranjas y amarillos indican que hay que tener precaución, pero es el rojo el que avisa de una incidencia grave. El testigo rojo advierte de la necesidad de una inmediata inmovilización del vehículo.


En muchos casos ignorar es lo opuesto a ahorrar. Así que ya lo sabes, presta atención a los indicadores luminosos de tu automóvil y evita muchos problemas. No obstante recomendamos que acudas a tu taller de confianza Asetra para un correcto diagnóstico de la incidencia.