La lluvia puede dañar la pintura de tu coche

protege la pintura de tu cocheSiempre hemos pensado que el agua de lluvia es buena, y de hecho lo es pero no para tu coche. Y no lo es porque el agua de lluvia llega a la superficie de tu coche mezclada con otros elementos que pueden dañar a la larga la pintura de tu vehículo.

Lo mejor que puedes hacer para proteger la carrocería de tu coche es mantenerla limpia. Y en época de lluvias con más razón: gotas de agua, salpicaduras de otros vehículos, grasa, barro, son muchos los factores que acompañan al agua de lluvia. Son muchos los factores externos que pueden afectar a la carrocería, e incluso marcar la pintura.

Las hojas de los árboles que tan bonitos paisajes dejan, en el caso de caer sobre los coches y más si están mojadas, transmiten suciedad además de restos de sustancias de los árboles. Lo mejor que puedes hacer es quitarlas cuanto antes de tu automóvil.

Y si esto fuera poco hay que contar con los excrementos de los pájaros. Si bien es cierto que en otoño el problema no es tan grave como en verano, pero las deposiciones son en cualquier época del año nocivas para la carrocería.

La lluvia empeorará los problemas de oxidación y corrosión, por eso te recomendamos reparar los pequeños golpes o roces de la carrocería cuanto antes. Acude a tu taller de confianza para minimizar los problemas de la lluvia sobre tu coche.