El polvo, enemigo del motor

taller mecánico recurso6¿Te has planteado limpiar alguna vez el motor de tu coche? ¿No? Pues es aconsejable hacerlo, no todos los días pero sí de forma periódica. No solamente es conveniente tener el vehículo reluciente por fuera, sino que debes también limpiar y llevar a cabo un cierto mantenimiento de los elementos que se esconden debajo del capó. Tener el compartimento del motor limpio te ayudará a prevenir alguna de las averías que en ocasiones sufre éste.

Con el paso del tiempo y los kilómetros el bloque motor, aunque está protegido, va acumulando polvo, aceite y grasa. En ocasiones esta mugre se acumula de tal manera que puede llegar a deteriorar el motor del coche.

Además, teniendo el motor limpio es más fácil localizar posibles fugas, sin olvidar que manteniéndolo limpio, el motor se enfría mejor, y es más sencillo realizarle los mantenimientos.

Componentes que pueden resultar dañados

Tener el bloque motor excesivamente sucio, es decir, tener la estructura sobre la que se sitúan el resto de elementos del motor en malas condiciones puede ocasionar averías en elementos que se encuentran en contacto con el bloque motor. Estaríamos hablando, por ejemplo de los manguitos de agua o el cableado del sistema que pueden resultar dañados debido a la acumulación de polvo, grasas y/o aceite.

El radiador también puede ser otro de los componentes que resulte afectado fruto de una dejadez en el mantenimiento de toda esta zona. En esta ocasión la suciedad puede llegar a ocasionar averías en el sistema de refrigeración. De igual manera, el condensador de aire acondicionado puede fallar, lo que hará aumentar la temperatura afectando al interior del vehículo, ya que el aire acondicionado dejará de realizar su función.

Así que toma nota, y presta atención también a lo que se esconde debajo del capó. Para ello acércate a cualquiera de los talleres de confianza asociados a ASETRA, donde sus profesionales te realizarán una limpieza óptima, con los productos adecuados y protegiendo las partes eléctricas de tu vehículo.