Ventajas de cambiar las lámparas del coche por parejas

TdC Sistema de Iluminación 1En materia de seguridad vial es recomendable cambiar por pares determinados componentes del vehículo, tales como los neumáticos, los amortiguadores y las lámparas. Precisamente para concienciar al automovilista de la importancia que tiene el cambio de lámparas por parejas, y optar siempre por componentes de iluminación de calidad original, Philips ha lanzado una nueva edición de su compaña “Cambie en pares”.

Esta nueva edición de la campaña pretende fomentar el cambio de lámparas de calidad por parejas para conseguir mejorar la seguridad de los automovilistas garantizándoles una adecuada iluminación. Y es que como bien sabes, el sistema de iluminación del coche es un elemento de capital importancia en carretera tanto para ver como para ser vistos.

¿Por qué cambiar las lámparas por parejas?

Una pequeña acción, como el cambio de lámparas por pares, puede tener un efecto muy grande. La sustitución de bombillas por parejas es una práctica de mantenimiento del automóvil altamente beneficiosa en términos de seguridad, ya que evita que el haz de luz resultante al cambiar una única lámpara pueda quedar descompensado, haciendo más peligroso circular de noche, o que la unidad no reemplazada falle poco tiempo después de que lo haya hecho la primera debido al natural desgaste de sus filamentos.

Es necesario señalar que si una de las bombillas es más luminosa que otra, tanto las marcas de la carretera como las señales de tráfico no se reflejarán adecuadamente. Además, una lámpara nueva con un haz de luz de 75 metros apenas iluminará 50 metros pasados 3 años.

De este modo, el automovilista que apuesta por lámparas de calidad OE, y realiza el cambio por parejas, se beneficia automáticamente de una iluminación de alta calidad y mayor duración: verá más lejos y tendrá una perspectiva más compensada de la carretera. En este sentido, cambiar ambas lámparas en tu taller de confianza asociado a ASETRA es, a la postre, más rápido, fácil y económico para el automovilista que sustituir sólo una y correr el riesgo de que la otra falle en el momento menos esperado.