Consejos para conducir de noche

luces noche ciudadConducir de noche es una opción que muchos automovilistas eligen para desplazarse a su destino vacacional. Hay menos coches en la carretera, hace menos calor, se conduce más tranquilo… pero ojo, has de tener en cuenta que de noche la visibilidad se reduce y es más probable que aparezca la fatiga. De hecho la proporción de accidentes mortales crece de forma notable durante la noche, entre otras cosas porque la agudeza visual se reduce un 70%, y nuestra capacidad para detectar objetos y su distancia también mengua.

A pesar de no ser el tramo horario de mayor tráfico rodado, entre las ocho de la noche y las ocho de la mañana tienen lugar los siniestros de peores consecuencias, y según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), 632 personas perdieron la vida durante el último año en esas horas de la noche.

De noche, cualquier precaución es poca y con estos consejos lograrás incrementar tu seguridad al volante y la del resto de vehículos:

  • Cuando empiece a atardecer o creas que ya puedes ser menos visible enciende las luces de cruce para advertir al resto de conductores de tu presencia.
  • No mires directamente a las luces que vienen de frente. Te pueden producir destellos y deslumbramientos.
  • Aumenta la distancia de seguridad para evitar imprevistos.
  • Si no tienes vehículos por delante ni en dirección contraria usa las luces largas para aumentar tu visibilidad. Pero recuerda quitarlas cada vez que te cruces con el mayor tiempo posible. Sin embargo, recuerda que debes apagarlas si vayas a cruzarte con otro vehículo o si alcanzas un vehículo por detrás.
  • Mantén una buena ventilación para evitar que te entre sueño. Es recomendable abrir las ventanas de vez en cuando y escuchar música o la radio.
  • Realiza paradas con frecuencia para descansar.
  • Ante el menor síntoma de fatiga, para.
  • Respeta los límites de velocidad y evita cualquier posible distracción.
  • En caso de avería, trata de señalizar tu presencia lo mejor posible: ponte el chaleco reflectante, enciende las luces de emergencia para alertar al resto de conductores de tu presencia, deja las luces encendidas del coche y coloca los triángulos a mayor distancia. Es importante ser visto para que evitar colisiones.

Y para evitar quedarte tirado en la carretera recuerda realizar una buena puesta a punto a tu vehículo. ¿Dónde? En tu taller de confianza asociado a ASETRA, como no.