¿Se puede usar agua en vez de líquido refrigerante?

Líquido refrigeranteSi bien el aceite es el líquido más importante del coche, ya que permite el funcionamiento del motor, hay también otros líquidos que tampoco debes descuidar, entre ellos se encuentra el líquido refrigerante.

El motor de los coches cuando está en funcionamiento genera una elevada temperatura. Un excesivo calentamiento del mismo podría arruinarte el motor, ahí es donde entra en juego el líquido refrigerante, entre otros componentes.

¿Qué es el líquido refrigerante?

El líquido refrigerante del coche es un compuesto químico a base de etilenglicol que, como su nombre indica, ayuda a refrigerar el motor. Ofrece un amplio rango térmico que va desde los menos 30ºC hasta los 140ºC aproximadamente, de modo que su presencia en el circuito interno del motor asegura que este trabaje a una temperatura estable y óptima para su funcionamiento (en torno a los 90ºC).

La función principal del líquido refrigerante es absorber el calor del motor para evitar peligrosos sobrecalentamientos. Además, al tolerar temperaturas muy bajas, no permite que las piezas se congelen en invierno. También actúa como lubricante, limpia y protege de la oxidación a las piezas del sistema de refrigeración gracias a sus propiedades anticorrosivas.

¿Qué pasa si en vez de líquido refrigerante usamos agua?

A veces te encuentras en que te falta líquido refrigerante y en su lugar lo rellenas con agua. ¿Es malo para el coche? Malo no es, porque siempre es mejor tener bien refrigerado el motor que no se sobrecalentarlo.

Lo que ocurre es que el agua puede contener un alto volumen de cal, que podría ser dañino para el motor del coche, por eso, en caso de que optes por usar agua, utiliza agua destilada. El agua, a la larga, también puede provocar corrosión en las cañerías, además de afectar las mangueras y cámaras del motor, debido al oxigeno que posee, la presión y el calor que produce.

Y recuerda que el agua a 0ºC  se congela y se evapora a los 100ºC, mientras que el líquido refrigerante es un producto químico que permite controlar los cambios térmicos, dando un equilibrio entre temperatura sin dañar el motor.

¿Dudas? Consulta en tu taller de confianza asociado a ASETRA.