La vuelta al cole, también para tu coche

equipajeLas vacaciones han llegado ya a su fin, casi todo el mundo ha vuelto a su lugar de trabajo y los niños ya han empezado a ir al colegio, y como no, tu coche también debería pasar por el taller.

Atrás quedan muchos kilómetros recorridos, maleteros llenos, días de playa y muchas horas de exposición solar, y es por ello que de vuelta a la normalidad es aconsejable que revises y acondiciones determinados aspectos de tu coche y lo prepares de cara al otoño.

Puntos a revisar después del verano

Del mismo modo que antes de irte de vacaciones debes revisar determinados puntos clave del coche, a la vuelta de éste también deberías realizar un chequeo completo del mismo.

Desde los talleres de confianza asociados a ASETRA te aconsejamos que prestes atención a determinados puntos clave tanto para mantener tu seguridad como para evitar fallos y averías.  ¿Te damos una pista?

  • Revisa las escobillas limpiaparabrisas. Los limpiaparabrisas son una de las piezas que más sufren en verano, no sólo por la acción del sol, que endurece y estropea la goma, sino también por el poco uso de estos. Así que, antes de que empiecen a caer las lluvias otoñales, acondiciona tu coche para la ocasión y comprueba que las escobillas no hagan ruido, limpien bien toda la superficie y no dejen zonas empeñadas.
  • Importante, mirar los neumáticos. En verano se suelen realizar muchos kilómetros y se suele cargar el coche en exceso. Revisa la presión de las ruedas y comprueba el correcto estado de las gomas.
  • Ojo a los niveles de líquidos. Tras todos los kilómetros recorridos, es importante que a la vuelta de las vacaciones compruebes que el aceite y el líquido refrigerante tengan los niveles adecuados. No te olvides de mirar también el recipiente del líquido limpiaparabrisas.
  • Vacía el maletero. Una vez terminadas las vacaciones lo más recomendables es que saques del maletero todas esas cosas que ya no vas a utilizar en un día cotidiano (juguetes de playa, sobrillas, sillas, mesas, etc.). Recuerda que la sobrecarga aumenta el gasto de combustible.
  • Realiza una limpieza a fondo del coche, tanto de dentro como de fuera. El andar de aquí para allá con el coche hace que en verano se acumule más suciedad de la habitual. La arena, la sal, la humedad, el polvo… son muy dañinos para la carrocería y algunas partes mecánicas del coche, por eso es conveniente no solamente limpiar el vehículo por fuera sino también es recomendable que un especialista te realice una limpieza de motor. De este modo evitarás que se deterioren antes de tiempo determinados componentes como, por ejemplo, manguitos, juntas y conexiones de cables.

En los talleres de confianza asociados a ASETRA estamos a tu disposición. Pide cita ya en tu taller más cercano.