Aumenta el número de conductores fallecidos por drogas

DGT-Control-drogasLas drogas ganan terreno al alcohol como causa de muerte en la carretera. En los últimos cuatro años, los fallecidos en carretera por consumo de estupefacientes ha crecido un 7%. Y cinco millones de conductores, es decir, casi un 20% de los automovilistas, reconocen haberse puesto al volante bajo los efectos de las drogas.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio “La influencia de las drogas en los accidentes de tráfico 2012-2015”, elaborado por la Fundación Línea Directa, en colaboración con Fesvial, tras analizar 25 millones de controles de drogas y alcohol, y los informes toxicológicos a más de 3.100 conductores y peatones fallecidos.

El estudio revela que en los últimos cuatro años el 16% de los conductores fallecidos iba drogado -fundamentalmente cocaína y cannabis-, un cifra que desde 2012 se ha incrementado un 7% frente al descenso de muertos por alcohol durante el mismo periodo, que ha bajado un 18%.

Conductores varones y nocturnos

Según el estudio, tres de cada diez conductores que son sometidos a un test de drogas da positivo. El perfil más habitual es el de un varón, de unos 29 años de edad, con tendencia al policonsumo (drogas, alcohol y psicofármacos) y que conduce en ese estado principalmente por las noches.

Consumo por comunidades

Por Comunidades Autónomas, Baleares, Cataluña y La Rioja son las regiones en las que más cannabis se consume. En el lado contrario, se sitúan Asturias, Cantabria y Castilla-La Mancha, como regiones donde su consumo es menor.

Poca consciencia del peligro

Aún hoy, son muchos los conductores que no son conscientes de los riesgos que comporta el conducir bajo los efectos de las drogas y muchos de estos conductores consideran que el alcohol es más peligroso que las drogas.

Pero lejos de esto. Los efectos físicos derivados de ponerse al volante tras consumir cocaína, cannabis, éxtasis o anfetaminas se traducen en una falsa sensación de control, deterioro de la atención, sobrevaloración de las propias capacidades o ilusiones ópticas.

Sanciones

Ponerse al volante bajo los efectos de las drogas comporta 1.000 euros de multa y la retirada de 6 puntos en caso de falta administrativa, y hasta penas de prisión y privación del derecho a conducir en caso de considerarse un delito o negativa a someterse a las pruebas.

Así que tómatelo en serie y no conduzcas si has tomado drogas o alcohol. Desde los talleres de confianza asociados a ASETRA abogamos por una conducción y un mantenimiento responsable del vehículo. Confía en los profesionales de nuestros talleres y deja tu coche en buenas manos.