¿Cómo detectar anomalías en el sistema de frenado?

frenoEl sistema de frenos es una de los elementos de seguridad más importantes que tiene un automóvil. Está diseñado para que, a través del correcto funcionamiento de sus componentes, se pueda detener el vehículo a voluntad del conductor. Es por eso que su buen funcionamiento es vital para evitar accidentes de tráfico.

Desde los talleres de confianza asociados a ASETRA te recomendamos realizar un mantenimiento adecuado de forma regular de todas sus piezas. Es la única manera de evitar sorpresas desagradables. Asimismo, también es importante aprender a adelantarte a los posibles problemas que puedan surgir con el tiempo. Normalmente, el fallo en el sistema de frenado se pueden detectar por la aparición de ciertos síntomas.

Síntomas que deberían ponerte en alerta

Los frenos no son algo que se ven a simple vista, como por ejemplo los neumáticos, por lo que detectar averías requiere algo más de destreza para los conductores. Normalmente, cuando algo en el coche empieza a fallar, previamente se producen una serie de síntomas que deben ponerte en alerta. En el caso de los frenos, te puedes encontrar, por ejemplo, con varios síntomas:

  • Vibraciones en el volante a la hora de pisar el freno, te pueden estar indicando problemas en el sistema de frenos o bien un desequilibrado de las ruedas.
  • Ruidos molestos al frenar. Eso puede indicar que las pastillas de freno estén desgastadas.
  • El pedal del freno se hunde al pisarlo. Eso puede significar que tengas poca presión en el circuito de frenado, poco nivel de líquido de frenos o unas pastillas muy desgastadas.
  • El pedal está excesivamente duro y para frenar debes de ejercer una mayor presión. Ello puedo ser debido a la presencia de líquido sobre los discos o las pastillas.
  • Al frenar, el coche tiene a irse de atrás, eso puede estar indicándote que tu vehículo pierde líquido de frenos o que el bombín está agarrotado, o falla la bomba del servofreno. Y si lo que notas es que al frenar el coche tira hacia la izquierda o la derecha, puede ser cosa de desgaste de las pastillas de freno.

Ante cualquier síntoma, pásate por tu taller de confianza asociados a ASETRA más cercano para solucionar el problema y que puedas seguir viajando seguro. Y recuerda que es recomendable cambiar el líquido de frenos cada dos años, ya que con el tiempo, esta sustancia pierde sus propiedades.