¿Cuál es la vestimenta adecuada para conducir en invierno?

mujer al volante con abrigoEsta es una cuestión que pocos conductores se plantean pero que es muy importante tener en cuenta. La mayoría cree que utiliza la vestimenta adecuada para conducir pero lo cierto es que no.

En invierno, con eso de que hace frío, son muchos los que deciden no quitarse el abrigo cuando van en el coche, pero en materia de seguridad están cometiendo un grave error.

¿Pero por qué no es adecuado? Conducir con abrigo no es nada recomendable por varios motivos. Por un lado porque impide que podamos conducir con comodidad y con soltura porque limita nuestros movimientos, y por otro lado porque en caso de colisión el cinturón de seguridad no tiene la misma eficacia al no sujetar correctamente nuestro cuerpo. Así, en caso de colisión, nuestro cuerpo se desplazaría hacia delante impactando con mayor brusquedad de la normal contra partes duras del coche.

A juicio del agente

El Reglamento General de Circulación (RGC) no prohíbe expresamente ninguna prenda a la hora de conducir, pero en el artículo 18 de la Ley de Seguridad Vial vigente se especifica que “el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo necesario de visión […]”.

Teniendo en cuenta esto, si un agente de la autoridad lo cree conveniente te podría denunciar si considera que esta vestimenta limita la libertad de movimiento para conducir.

Los niños también sin abrigo

Según la DGT hasta el 80% de los asientos infantiles se usan de manera incorrecta siendo la tensión del cinturón el principal fallo.

Muchos padres desconocen que cuando un niño lleva el abrigo puesto en la silla del coche, su seguridad puede verse reducida.

La manera en que el niño encaja en la sillita cambia cuando lleva puesta ropa de abrigo, lo que aumenta las posibilidades de que este salga despedido del asiento ante una colisión o frenado brusco.

Ojo también con el calzado y la temperatura

De igual manera tampoco es aconsejable conducir con botas de agua o botas de nieve ya que este tipo de calzado no permite un contacto adecuado con los pedales.

Asimismo, tampoco es bueno mantener una temperatura en el habitáculo del vehículo es superior a 24º ya que el calor hace incrementar los fallos en la conducción y los accidentes. Y para evitar sustos y averías innecesarias, recuerda realizar las revisiones pertinentes a tu coche en tu taller de confianza asociados a ASETRA.