¿Cuáles son las averías más costosas?

Correa de distribuciónUn coche está formado por multitud de piezas, algunas más caras que otras. Y como todo aparato, es susceptible de sufrir averías, esas que tanto temen los conductores. La mayoría son evitables llevando a cabo unos buenos hábitos de conducción y un mantenimiento preventivo del vehículo en tu taller de confianza. De no cuidar el coche, es más probable que éste sufra algún fallo, alguno de ellos bastante costoso.

Según la tienda online de recambios y aceites de coche, Endado.com, hay cinco averías que todo conductor quiere evitar, no sólo por el hecho de quedarse unos días sin coche sino también por el elevado coste de su reparación, que puede oscilar entre los 250 euros, la más barata, a los 5.000 euros la más cara, sin sumarle la mano de obra.

Averías que no quisieras sufrir nunca

Así, de entre todas las posibles averías que puede sufrir un coche, hay en concreto cinco que es mejor evitar:

  1. Turbo
    Circular con el motor demasiado revolucionado o con un exceso de temperatura son algunas de las causas por las que el turbo se puede averiar. Arreglarlo puede suponer un desembolso para el cliente de entre 1.000 y 5.000 euros, dependiendo de la marca y del modelo del automóvil.
  2. Inyectores
    Los inyectores son los que se encargar de suministrar el combustible adecuado en cada momento. Sus averías suelen estar provocadas por el desgaste por el uso y, en ocasiones, por la mala calidad del combustible o por virutas de suciedad alojadas en el circuito, lo que provoca su obstrucción. Su reparación puede rondar los 2.000 euros.
  3. Correa de distribución
    Es uno de los componentes más importantes del automóvil, pues se ocupa de sincronizar el funcionamiento del motor. El coste de reparar la correa de distribución puede oscilar entre los 250 euros y los 2.000, situándose como el tercer elemento del coche más caro a la hora de reparar.
  4. La centralita del motor
    Se encarga de gestionar toda la información de los sensores y actuadores de un motor tanto en diésel como en gasolina. La avería se puede producir por un fallo general en la tensión del vehículo, así como a un fallo general de algún sistema independiente, que puede suponer un desembolso de entre 650 euros y 2.500 euros.
  5. Bomba de alta presión
    Esta pieza es la que se encarga de suministrar la presión correcta a los inyectores de un motor diésel en el momento exacto. Se puede averiar por el uso de combustible de baja calidad, rozamientos o fallos eléctricos o electrónicos. Su arreglo oscila entre los entre los 600 y los 2.000 euros.

Evitar estas averías o alargar la vida útil de las piezas, está en tus mandos. En los talleres de confianza ASATRA te ayudamos a poner a punto tu coche. Practica la conducción responsable y pon a punto tu vehículo.