¿Qué hay que revisar para tener el coche a punto?

conductor gafasSea la época del año que sea es importante tener el coche siempre a punto para evitar tener cualquier contratiempo. Para ello, no sólo basta con realizar todas las revisiones y mantenimientos que marca el fabricante, sino que también es importante revisar periódicamente determinados componentes.

La presión de los neumáticos

Es recomendable comprobar la correcta presión de los neumáticos al menos una vez al mes o antes de un viaje largo. Llevar la presión correcta es un factor importante para tu seguridad y duración de los neumáticos. Recuerda que la presión debe comprobarse sólo cuando los neumáticos están fríos (cuando se han recorrido menos de cuatro kilómetros) y varía en función de si el vehículo va cargado o no. Si no sabes la presión correcta para tus neumáticos, consulta el manual del vehículo o la pegatina que hay en la pegatina que hay en un lateral de la puerta o acude a un especialista.

Es importante también que de vez en cuando compruebes que no presente daños en la goma y que la profundidad del dibujo tiene como mínimo 1,6mm, aunque se aconseja no bajar nunca de los 2mm.

El nivel de los líquidos

Es importante revisar que estén correctos los niveles del aceite -para no hacer que los cilindros trabajen más de la cuenta-, anticongelante -para mantener en óptimas condiciones el motor-, líquido para los limpiaparabrisas -para mejorar la visibilidad- y líquido de frenos -para evitar excesos de presión en la frenada-. Si éste último está por debajo de lo indicado, no te limites a rellenarlo y llévalo al taller porque puede deberse a una fuga o a unas pastillas desgastadas.

Las luces

Hecha de vez en cuando un  vistazo a las luces del coche. Es importante cerciorarse de que tanto las luces de freno, las de posición, las de cruce, las largas, las antinieblas y las intermitentes funcionan adecuadamente, por es de vital importancia ver y ser vistos en carretera. 

Cinturón de seguridad

Deberías tomar por costumbre revisar de forma habitual los anclajes y comprobar que el cinturón encaja correctamente y que funciona a la perfección. Si ha tenido que actuar en algún accidente o presenta algún desgaste en la tira, es importante cambiarlo, para que así puede realizar correctamente su función en caso de necesidad.