Cuatro de cada diez conductores ha circulado con un parabrisas dañado

importancia parabrisas seguridadUn 40% de los conductores ha conducido, en algún momento, con un parabrisas rayado y/o con un impacto, mientras que el 75% lo ha hecho con el parabrisas sucio o con las escobillas en mal estado. Igualmente, seis de cada diez españoles no comprueba nunca que su parabrisas esté limpio y permita una buena visión.

Estas son las principales conclusiones del estudio 'El parabrisas y su aportación a la seguridad vial', realizado por Fesvial, cuyo objetivo es medir el grado de conocimiento por los conductores españoles de la importancia del parabrisas como elemento de seguridad y de su correcto mantenimiento. Para el estudio, se han llevado a cabo 1.200 entrevistas a conductores de todo tipo de vehículos, de ambos sexos y con edades entre los 18 y los 65 años.

El informe también revela que siete de cada diez conductores (un 70%) desconocen las funciones básicas de seguridad del parabrisas, y más del 60% no sabe que este elemento afecta de manera decisiva al funcionamiento del airbag, ya que más del 57% desconoce que la mayoría de sensores de seguridad activa ADAS están instalados en el parabrisas. Asimismo, de todos los elementos del vehículo, es el parabrisas al que se le da menos importancia en cuanto a seguridad, según se desprende del informe. 

Las escobillas, también olvidadas

Por otro lado, más de un 70% no realiza los cambios de escobillas con la frecuencia recomendada. De este porcentaje, un 28,4% las cambia una vez al año, mientras que un 36,2% lo hace cada dos o tres años y un 8,8% con menor frecuencia. Además, el 25,1% reconoce que las cambia sólo cuando se rompen o ya no limpian bien. En este apartado, Lijarcio ha recordado que los fabricantes recomiendan cambiar las escobillas cada 6-12 meses.

Además, la mayoría de conductores españoles (alrededor de un 70%) no suelen utilizar el método correcto para quitar el hielo del cristal delantero. De hecho, el 70,8% utiliza agua caliente o calefacción para retirar el hielo, práctica que da lugar a una "situación de riesgo" —lo recomendable es utilizar rasqueta de plástico y rociar el cristal con alcohol.

Uno de los datos que ha llamado la atención de los responsables del estudio es que la reparación de lunas "no queda contemplada" entre los conductores españoles, lo que califican de "algo malo". En este sentido, el 47,1% afirma que sustituiría el cristal delantero del coche en caso de tener un impacto inferior a una moneda de dos euros.

Llevar en perfectas condiciones el vehículo es obligación del conductor, que debe confiar el mantenimiento y reparación de sus elementos a los profesionales del taller. Ponte en manos de tu taller de confianza donde te damos solución a todas las necesidades de tu vehículo.