Nunca conduzcas si has consumido alcohol, pero ¿conoces las tasas máximas permitidas?

control alcoholemia guardia civilConducir después de haber ingerido alcohol, por pequeña que sea la cantidad, aumenta el riesgo de que sufras un accidente. Además, pone en riesgo la vida del resto de usuarios de la vida.

A pesar de las numerosas campañas de concienciación, aún hay conductores que siguen jugando con su vida al volante. De hecho, en una semana, 2.283 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir habiendo consumido alcohol o drogas. De ellos, 657 por dar positivo a drogas y 1.626 por alcohol. En total se han realizado 158.941 pruebas.

Estos datos se enmarcan dentro de la campaña que la DGT puso en marcha entre el 5 y el 11 de junio y cuyo objetivo es poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían bebido o consumido droga.

En este sentido, durante dicha semana, los agentes realizaron 1.959 pruebas de detección de drogas (test salival) a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente. De ellas, 657 resultaron positivas, es decir, el 33,5% del total.

Evita el alcohol al volante

Desde tus talleres de confianza insistimos en que, si conduces, evites el consumo de cualquier sustancia que pueda mermar tus capacidades: es por tu seguridad y la de los demás.

La apuesta de la DGT por erradicar a los conductores que se ponen al volante tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva es lo que ha llevado a este Organismo a incrementar las sanciones y poner en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.

Vía administrativa

Existen dos vías (administrativa y penal) por la que un conductor puede ser sancionado en función de las tasas presentadas tras ser sometido a una prueba de alcoholemia o drogas.

Por la vía administrativa, la Ley de Seguridad fija las tasas máximas de alcohol permitidas para los conductores. Así como la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo.

tasas y sanciones

Vía penal

En cuanto a la vía penal, el capítulo IV del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas.

En el caso del alcohol, con tasas superiores a 0.60 mg/l en aire (1,2 gr/l en sangre), se establece una pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. Estas mismas penas se aplican por conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

En ambos casos, negarse a someterse a las pruebas requeridas por la autoridad implica una pena de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

De nuevo, desde tus talleres de confianza reiteramos que NUNCA conduzcas bajo los efectos del alcohol o de las drogas: no pongas en riesgo tu vida ni las de los demás usuarios de la carretera. Y si necesitas los servicios de un taller, confía en nuestros profesionales, que trabajan día a día para que tu vehículo circule con seguridad.