Consejos para un buen mantenimiento de los neumáticos tras las vacaciones

comprobar presión dibujo neumáticos vacacionesDurante la época estival se intensifican los desplazamientos por carretera. Sin ir más lejos, la DGT acaba de anunciar que durante los meses de julio y agosto se realizaron 87,6 millones de desplazamientos por carretera, 2,5 millones más que el verano pasado (lo que significa un incremento 3%).

En este sentido, tras la vuelta de vacaciones, y con muchos kilómetros a nuestras espaldas, es recomendable realizar una revisión general de nuestro coche y, en especial, de los neumáticos, ya que un buen mantenimiento de los neumáticos es sinónimo de seguridad en tu taller de confianza.

Por ello, conviene tener en cuenta una serie de consejos para que las cubiertas de nuestro coche 'se recuperen' de los 'excesos' a los que se han visto sometido durante nuestros días de descanso.

Y es que en verano, nuestro vehículo suele utilizarse más de lo habitual: lo cargamos demasiado; lo dejamos al sol durante horas —incluso días—; circulamos por caminos mal asfaltados o sin asfaltar; y todo eso puede afectar a los neumáticos.

Consejos básicos

En primer lugar, resulta crucial que prestes atención a la profundidad del dibujo de los neumáticos. Comprobar que la profundidad de los surcos es mayor de 1.6 mm, que es la profundidad mínima exigida por la ley, garantiza un buen agarre y tracción, lo que redunda en tu seguridad.

Asimismo, debes comprobar si existen desgastes irregulares en la banda de rodadura, que podemos detectar con una simple inspección ocular. Este sencillo ejercicio es fundamental para prevenir posibles males mayores a futuro.

Además, evitar los 'bordillazos' al aparcar es un hábito que debemos adoptar en nuestro día a día para proteger los neumáticos de tus coches de aquellas acciones perjudiciales capaces de causar daños graves y acortar su vida útil.

Por último, es esencial comprobar y ajustar la presión de los neumáticos periódicamente. Una presión correcta garantiza mayor adherencia y capacidad de frenada, dando como resultado una conducción más estable y un buen control del vehículo. Además, llevar la presión inferior a la recomendada por el fabricante puede influir en el desgaste prematuro de las propias ruedas, provocar un pinchazo o reventón en marcha, y aumentar la contaminación y el consumo de combustible.

Desde tus Talleres de Confianza insistimos en la necesidad de que circules con los neumáticos en las mejores condiciones, ya que ello influye directamente en tu seguridad en carretera. Confía en los profesionales de los talleres de Asetra si necesitas sustituir las cubiertas de tu coche o cualquier otra operación de mantenimiento o reparación en tu coche.