Evita riesgos: lo que no deberías hacer en el coche por San Valentín... ni nunca

Existen muchos comportamientos que en nuestro día a día son muy comunes pero que al volante suponen un gran peligro para la seguridad vial, por lo que pueden ser sancionados por los agentes de Tráfico.

Sacar el codo por la ventanilla, comer al volante o circular sin camiseta son algunos ejemplos de estos comportamientos. No obstante, existen muchas otras acciones que realizas habitualmente y que probablemente jamás pensarías que podrían ser sancionadas por la autoridad.

El 14 de febrero, San Valentín y también el Día de los Enamorados, puede ser más habitual ver muestras de cariño por todas partes, ya que la mayoría de las parejas aprovechan este día tan especial para salir a cenar o para dar un paseo romántico. Además, todos los comercios y establecimientos llevan días recordándonos que se acerca el día de San Valentín. Por ello, es importante plantearse una pregunta: ¿Te pueden multar por besar a tu pareja mientras conduces? Pues por mucho que te sorprenda, la respuesta es que sí.

Te pueden multar...

Aunque no lo creas, un comportamiento tan puro e inofensivo como es el de besar a la persona que quieres puede llegar a ser muy peligroso si se hace al volante. Es más, puede llegar a ser tan peligroso como conducir ebrio, ya que provoca una distracción en el conductor. Teniendo en cuenta que en España las distracciones al volante causan uno de cada cuatro accidentes de tráfico, se puede llegar a entender el motivo por el que la DGT sanciona algunas conductas.

En el instante en el que giras la cabeza para darle un beso a tu pareja, no estás prestando atención ni a la carretera, ni a las señales de tráfico, ni al resto de vehículos que circulan por la vía. Por ello, dar o recibir besos al copiloto puede costarte una multa de hasta 80 euros. Si las muestras de cariño van más allá y los agentes de Tráfico detectan que en el vehículo hay actividad sexual, la multa ascenderá a 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir, puesto que se trata de una infracción grave.

Por eso, aunque sea San Valentín y el amor esté en el aire, sé prudente y contrólate, porque además de poder llevarte una multa, pones en juego la vida de muchas personas. De igual forma, evita riesgos al volante practicando un mantenimiento responsable de tu vehículo. Tu coche y tu seguridad vial te lo agradecerán...

Y para practicar el mejor mantenimiento, elige tus Talleres de Confianza. Los profesionales de los talleres asociados de Asetra trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.