¿Cuándo puedes usar el coche durante esta Semana Santa?

Este año no habrá procesiones, ni retenciones, ni playas… ni montañas llenas, ni pueblos repoblados temporalmente. De este modo, la Semana Santa de 2020 es ya diferente...

Hace un año se registraron más de 10 millones de viajes, pero en este 2020 la situación ha de ser opuesta para evitar los contagios por el coronavirus. Por este motivo, la Guardia Civil y la DGT han intensificado los controles en las carreteras. También de madrugada, para evitar que algunos aprovechen para efectuar desplazamientos indebidos.

En este sentido, cabe recordar que el uso del vehículo particular solamente están permitidos los movimientos:

  • Por causa mayor debidamente justificada
  • Para ir al banco
  • Para ir al hospital o al centro de salud
  • Para hacer la compra de productos de primera necesidad
  • Para regresar a la residencia habitual
  • Para desplazarse al trabajo
  • Para asistir y cuidar a personas mayores o dependientes

Uso de turismos/vehículos ligeros

Además, en el caso de que se tenga que desplazar más de una persona en un vehículo particular, se debe respetar la mayor distancia posible. Así, en un turismo con dos personas, el ocupante deberá ir en la parte trasera y en diagonal con el conductor, es decir, tras el asiento del copiloto. O, en el caso de vehículos de hasta nueve plazas, irá una persona por fila respetándose la mayor distancia posible.

El uso de vehículos ligeros por lo tanto queda limitado a aquellas personas que tengan que ir o volver a su trabajo, repartidores de última milla o de empresas de mantenimiento de equipos esenciales (electricidad, gas, agua, telefonía, operadoras de telefonía. etc) medios de comunicación, u otras actividades permitidas.

La normativa en estos casos únicamente solicita a estos conductores, que tengan en su poder una declaración jurada, que se encuentra en el Anexo I de la Orden SND/307/202 de la Ley 10/2020, donde se acredite el motivo justificado del desplazamiento.

En los vehículos ligeros también se aplica la moratoria de pasar la ITV, hasta que finalice el Estado de Alarma, y los tramites presenciales en las diferentes Jefaturas Provinciales de Tráfico se encuentran suspendidos, aunque se pueden realizar la mayoría de ellos mediante llamada telefónica al número 060, en la web de la DGT o mediante la aplicación móvil “miDGT“.

Menos desplazamientos, misma precaución (o más)

Desde la declaración del estado de alarma, los desplazamientos de acceso a las ciudades, los de largo recorrido y los fronterizos en vehículos ligeros han seguido una tendencia progresiva a la baja, que se ha visto acentuada llegando a reducirse el domingo 5 de abril en un 95%.

A pesar de esto, hay que seguir extremando la precaución, sobre todo en los entornos urbanos, puesto que el descenso evidente en la movilidad de la ciudad provoca una falsa sensación de encontrarnos circulando solos, y nos podemos relajar en el cumplimiento de la señalización. Ten en cuenta que en cualquier momento podemos cruzarnos con vehículos de emergencia o de Cuerpos de Fuerzas de Seguridad del Estado.

Además, se está detectando un aumento de la velocidad a la que se circula en las ciudades, sobrepasando los 50 km/h o 30 km/h, según zonas. Y no debemos olvidar que en caso de accidente, la gravedad aumenta de forma exponencial, por efecto directo de la velocidad, según Fesvial.

Otro factor de riesgo que puede interferir en la conducción es el estrés por la alta carga de trabajo, que ha aumentado considerablemente en las últimas semanas, y puede llevar a cometer errores fatales al volante.

Incluso si nos desplazamos como peatones para ir a comprar, tirar la basura o pasear al perro, debemos extremar también la precaución en los pasos de peatones, y cruzar por pasos señalizados para evitar atropellos.

Las multas pueden llegar a los 600.000 euros

La aplicación de la Ley General de Salud Pública 33/2011 puede conllevar una sanción que oscila entre los 3.001 euros de las infracciones graves hasta los 600.000 de las muy graves.

Del mismo modo, en aplicación de la Ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil las multas pueden oscilar entre los 1.501 y los 600.000 euros.

Y si cometemos un delito de desobediencia (Código Penal), nos expondremos a penas de prisión de 3 meses a 1 año o multas de 6 a 18 meses.

Así que, recuerda, esta Semana Santa #Quedateencasa: es la mejor forma de combatir al coronavirus para regresar a la normalidad lo antes posible. Los talleres asociados de Asetra seguimos trabajando para asegurar la movilidad de los vehículos que no pueden parar durante el estado de alarma. Consulta el listado de los establecimientos que permanecen abiertos.