El truco para saber si respetas la distancia de seguridad adecuada en carretera

La seguridad en la carretera depende de muchos factores, aunque en la mayoría de accidentes de tráfico es el conocido factor humano el que más entra en juego.

Desde las distracciones y los despistes como el uso del móvil al volante hasta las actitudes temerarias, tu forma de conducir puede provocar una colisión con graves consecuencias.

La importancia de la distancia de seguridad

Igual que para combatir la pandemia del coronavirus es importante mantener la 'distancia social', una de las actitudes que influye mucho en el resto de los conductores y en la seguridad vial es la distancia a la que circulamos respecto al resto de vehículos, en concreto, frente al que circula delante de nosotros.

Y es que, con más frecuencia de lo que nos gustaría, podemos toparnos en carretera con el típico coche que va completamente pegado al de delante —apremiándolo a quitarse de su camino con ráfagas o con el claxon—, poniendo en peligro su seguridad y la de los demás.

Porque no respetar la distancia de seguridad entre vehículo y vehículo es un riesgo que puede agravar las consecuencias de una colisión. Si de repente el coche que circula delante de nosotros frena de manera brusca, respetar esta separación nos dará el tiempo suficiente para reaccionar y frenar también, evitando un choque por alcance.

Y es que este tipo de accidentes suelen representar una cuarta parte del total de siniestros que se registran al año en las carreteras españolas. Además, en carreteras convencionales de dos carriles en diferentes sentidos pueden poner peligro a los vehículos que decidan adelantarnos al no dejarles espacio suficiente para volver a introducirse en el carril.

Mil ciento uno, mil ciento dos...

tuit dgtPara evitar este tipo de colisiones por alcance, la Dirección General de Tráfico (DGT) especifica que es necesario que haya como mínimo dos segundos de distancia entre un vehículo y el consecutivo.

Para calcularlo, es tan sencillo como tomar de referencia un punto fijo de la carretera (por ejemplo, una señal). Cuando el coche que llevamos delante llega a ese punto, nosotros empezamos a contar “mil ciento uno, mil ciento dos” (serían dos segundos).

Si nos ha dado tiempo a contar antes de llegar nosotros a la señal, quiere decir que estamos manteniendo la distancia. Si, por el contrario, pasamos por el punto de referencia antes de acabar la cuenta, significa que tenemos que frenar y dejar más espacio.

De todas formas, hay que tener en cuenta que este truco sirve en condiciones normales de circulación. Esto es, que con clima adverso como lluvia o problemas mecánicos que aumenten nuestra distancia de frenado, deberemos ampliar el espacio que mantenemos con el vehículo que nos antecede.

En la carretera, respeta las normas y al resto de conductores. Con este sencillo truco podrás mantener la distancia de seguridad necesaria para evitar accidentes de tráfico con graves consecuencias. Del mismo modo, cuida tu coche y para hacerlo, elige a los profesionales de los talleres de Asetra: tus Talleres de Confianza.