¿Sabes qué es el 'efecto túnel' y cómo afecta a tu seguridad al volante?

¿Sabías que la velocidad a la que circulamos condiciona sustancialmente nuestra capacidad de visión? Aunque muchos conductores no son conscientes de ello, cuanto mayor es la velocidad a la que conducimos, menor es nuestro campo de visión y, en consecuencia, también disminuye la capacidad de detectar riesgos y de reaccionar.

Conducir es una actividad que requiere nuestra atención al 100%, ya que las distracciones o las situaciones inesperadas pueden suponer un riesgo para nuestra integridad física dentro del vehículo. Mientras conducimos nos sometemos a diversos peligros o situaciones que pueden comprometer nuestra seguridad, y es importante conocerlas al detalle.

El 'efecto túnel'

Una de estas situaciones es el denominado 'efecto túnel' ¿Y en qué consiste? Cuando conducimos, pasamos junto a las cosas y las personas a mayor velocidad, y nuestra visión solo es capaz de percibirlos de forma más difusa. Cuanto mayor es esta velocidad, más difusas son estas imágenes, y a la práctica, solo tenemos una visión nítida y clara de lo que tenemos justo enfrente pero no del entorno.

Para hacernos una idea, si el ángulo de visión a velocidad reducida es de 104º, al circular a 65 Km/h, éste se reduce a 70º, y a 150 Km/h, solo podemos ver claramente aquello que se encuentre en un ángulo de visión de 18º. Todo lo que quede fuera de este pequeño ángulo, se nos escapa. Lo vemos en este vídeo de la DGT (también podemos verlo en este reportaje publicado en su revista)

A esta visión reducida, se le suman otros factores psicológicos que convierten el exceso de velocidad en un gran riesgo. Tal señala la Dirección General de Tráfico correr demasiado al volante puede suponer una mayor activación y, en consecuencia mayor fatiga, más posibilidades de distracción y respuestas emocionales vinculadas al estrés y no a una valoración objetiva del peligro.

El antídoto: respetar los límites

La buena noticia es que el efecto túnel se puede evitar de forma muy fácil: moderando la velocidad. Para ello, basta con respetar las señales de tráfico y también que rebajemos la velocidad en aquellas vías desconocidas, o cuando sentamos que no estamos cómodos.

Además, debemos prestar atención a nuestro estado físico y anímico antes y durante la conducción. El 'efecto túnel' se agrava si estamos cansados y en pocas condiciones de conducir.

En este caso, no podemos limitarnos a moderar la velocidad, sino que lo que hay que hacer es no coger el vehículo. Ten en cuenta que el 'efecto túnel' puede agravar la fatiga que llevamos, así que coger el coche no debería estar entre nuestras opciones si nos encontramos cansados.

Para ser conscientes del 'efecto túnel', cabe destacar que, según la DGT, la mayoría de los accidentes suceden debido a que el conductor lleva una velocidad inadecuada. En 2017, estas cifras ascendían a un 26% de los 140.992 accidentes de tráfico que sucedieron, la mayoría de ellos en carreteras interurbanas.

'Así que ya sabes, respeta las normas y conduce de forma prudente. Si a esto le añades un mantenimiento responsable de tu vehículo, tu seguridad en carretera estará garantizada. Y para poner en forma tu coche, elige tus Talleres de Confianza, donde están los profesionales de los talleres asociados a Asetra.